Refrenda Peña que cumplirá compromisos que asumió como candidato

El presidente Enrique Peña Nieto sostuvo que en su primer año de gobierno se dedicó a "sembrar" cambios estructurales para cosechar en los años por venir y refrendó que cumplirá a cabalidad los 266 compromisos que asumió como candidato.

"Estamos en la ruta y en la planeación debida para cumplir a cabalidad esos 266 compromisos que adquirí frente a los mexicanos", aseguró a 11 días de cumplir el primer año de su gestión.

Al inaugurar la presa El Yathé, subrayó que su gobierno tiene claro "que la palabra empeñada deberá cumplirse a cabalidad y estamos resueltos a hacerlo a partir de construir esos cimientos que estamos y hemos venido desarrollando a lo largo de este primer año de gestión".

Indicó que toda esa labor tiene como propósito que realmente el futuro del país sea mas promisorio, más alentador y, sobre todo, de más realizaciones para todos sus habitantes.

Ante los secretarios de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, y de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, así como del gobernador José Francisco Olvera Ruiz, el mandatario reiteró que en México se deben alentar y estructurar pilares que permitan consolidar el mercado interno y la capacidad de ser más productivos.

Insistió que de esa manera se podrá dinamizar la economía nacional, con lo que mejorarán los ingresos de las familias.

Peña Nieto aclaró, no obstante, que eso será posible si realmente se hacen ajustes de carácter estructural "porque si mantenemos las cosas en la inercia solamente estaremos administrando las cosas".

Reiteró que por ello su gobierno está decidido y resuelto a emprender una transformación que permita sentar nuevas bases, pilares y cimientos para construir un país mejor.

En ese contexto el presidente de la República dijo que en este primer año de gestión se ha dedicado en buena parte, "a sembrar para cosechar en los años por venir".

El mandatario federal también refrendó su reconocimiento a la Cámara de Diputados por el presupuesto sin precedente aprobado para Hidalgo y todas las entidades del país que, dijo, ahora contarán con más recursos para infraestructura, educación y salud, entre otros rubros.

Subrayó que el presupuesto aprobado privilegia el gasto de inversión con beneficio social y prohibe que el recurso adicional que tendrá se destine a más burocracia.

El mandatario enmarcó los más de 11 meses de gestión en dos líneas de trabajo: sembrar para que México pueda lograr más crecimiento y desarrollo y las obras que se están iniciando y otras que se están entregando.

Hizo énfasis que la presa El Yathé beneficiará a más de siete mil productores, pues permitirá aprovechar el agua que actualmente corre por el río Tula sin ningún beneficio, y tendrá una capacidad útil para 44.3 millones de metros cúbicos de agua.

"Esta es una región expulsora de mucha gente, que queriéndose arraigar a su tierra, que queriendo permanecer aquí, no encontró oportunidad y espacio donde desarrollar sus actividades. Obras como la que hoy estamos entregando permiten que la gente, se arraigue", remarcó.

El Ejecutivo federal explicó que las más de cuatro mil presas del país llegaron a triplicar su almacenamiento y por ello no es menor el impacto de la obra que se inaugura este martes.

El Yathé aumentará en 45 por ciento la tierra cultivable de la entidad y ante ello el presidente de la República reiteró la ventaja de los impactos inmediatos de las reformas.

Admitió que éstas han generado resistencia y oposición en algunos sectores, pero que "al final de cuentas estamos en la firme convicción que traerán al país más impulso en su desarrollo, progreso y empleo".