Piden más espacios para mujeres en Servicio Profesional Electoral

La senadora panista Marcela Torres Peimbert pidió al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) garantizar que un mayor número de mujeres ocupe las plazas vacantes del Servicio Profesional Electoral.

En un punto de acuerdo, indicó que el TEPJF debe tomar en cuenta la interpretación conforme al artículo 1 de la Constitución, que fortalece los derechos humanos, así como la Convención Americana de Derechos Humanos y la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, entre otros instrumentos internacionales sobre la materia.

La legisladora por Querétaro recordó que hace un par de años, para hacer efectiva la cuota de género contenida en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe), el TEPJF dictó la sentencia SUP-JDC-12624-2011, la cual afirmó, ha sido fundamental en la vida político electoral de las mujeres en el país.

"Gracias a esta decisión jurisdiccional hoy en la Cámara de Senadores contamos con la participación de 42 mujeres electas a través del principio de mayoría relativa y representación proporcional, en relación con la pasada LXI legislatura, en la cual sólo había 30 mujeres", refirió.

"Por su parte, en la Cámara de Diputados encontramos que en la LXII legislatura fueron electas, por ambos principios, 184 mujeres, frente a 168 que fueron electas en la LXI legislatura", detalló.

"Si la acción judicial no se hubiera pronunciado a favor de ponderar el principio de equidad a través de proteger la cuota de género como una acción afirmativa tendiente a generar órganos representativos con igualdad de representación entre hombres y mujeres, el panorama del día de hoy sería muy diferente", comentó.

En días pasados, continuó, y con el ánimo de empoderar a las mujeres en la vida interna del Instituto Federal Electoral (IFE), el Consejo General de este órgano aprobó los lineamientos 2013-2014 para ocupar las plazas vacantes del Servicio Profesional Electora.

Éstas contienen una acción afirmativa que constituye un hito en la vida institucional del IFE: todas las plazas disponibles de la convocatoria serán concursadas de manera exclusiva entre mujeres.

"Una acción afirmativa de esta magnitud es, sin duda alguna, un parteaguas no sólo para el instituto, sino para el país en materia de igualdad entre hombres y mujeres", resaltó.

Torres Peimbert expuso que el principio de representación de la configuración social, con sus minorías y mayorías, será el que dote de equidad a los órganos del Estado.

"Entre más parecidos son los órganos representativos a la sociedad que gobierna, más igualdad habrá en el régimen, acercándonos de esta manera al ideal de una verdadera democracia", expuso.

"En sentido contrario, si un órgano de representación del Estado no es un reflejo de la configuración social, estaremos frente a un régimen de desigualdad, donde se privilegia a una mayoría por encima de otra minoría o mayoría, un Estado así configurado se encuentra lejos de ser considerado un régimen democrático, pero está cerca de ser una oligarquía de privilegios", señaló.

Consideró que un principio constitucional de equidad que abarca sólo la búsqueda de una igualdad congresional entre géneros, se acerca más a una norma, mientras que la igualdad, y su consecución a través del establecimiento de cuotas de género u otras acciones afirmativas debe permear todas y cada una de las instituciones del Estado mexicano.

"Una verdadera potenciación del principio de equidad implicará establecer más cuotas a favor de las mujeres para hacer efectiva su participación dentro del Estado mexicano", subrayó.

El punto de acuerdo de la senadora de Acción Nacional se turnó a la Comisión para la Igualdad de Género, para su análisis y dictaminación.