Registra ACNUR nueva oleada de refugiados sirios a Líbano

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR) informó hoy que en la última semana cerca de seis mil sirios abandonaron la ciudad de Qarah, al oeste de Siria, y cruzaron la frontera hacia Líbano debido a la escalada de violencia.

La mayor parte de esta nueva oleada de refugiados se instaló en la localidad de Arsal, en el noreste de Líbano, en donde viven unos 60 mil sirios obligados a dejar su país por la violencia que se ha tornado "insoportable", dijo a la prensa en Ginebra el portavoz del ACNUR, Adrián Edwards.

"Varias personas han contado que vivieron varios días en refugios subterráneos antes de huir"', describió Edwards.

Según el ACNUR, cerca de un millar de familias recién llegadas de Siria a Arsal se han registrado en los últimos tres días y se les ha suministrado ayuda de emergencia como alimentos, mantas, colchones, artículos de higiene y equipo de cocina.

Para responder a este nuevo éxodo de sirios se han habilitado cuatro centros de acogida temporales en edificios públicos y mezquitas.

Mientras, agregó, unas 80 familias han encontrado refugio en asentamientos informales y otras se han instalado en viviendas precarias o a medio construir, indicó.

Desde que inició la guerra hace más de dos años, se estima hasta ahora que unos dos millones de sirios han buscado refugio en el vecino Líbano.

El portavoz del ACNUR expresó su temor de que pueda haber nuevos desplazamientos debido a los intensos enfrentamientos que se llevan a cabo entre el ejército y miembros de la oposición en las proximidades de Qarah.