Sin respeto por los ancianos no existe futuro: Papa Francisco

El Papa Francisco advirtió hoy que si un pueblo no respeta a los ancianos pierde su memoria y, por lo tanto, carece de futuro.

En el sermón de su misa matutina, celebrada en la capilla de la residencia vaticana de Santa Marta, el pontífice lamentó que actualmente se viva en un tiempo en el cual los adultos mayores no cuentan.

"Es feo decirlo, pero se descartan porque molestan. Los ancianos son aquellos que nos traen la historia, la doctrina, nos traen la fe y nos la dan en herencia", afirmó.

Francisco contó una historia sobre una familia con un abuelo que, cuando comía la sopa, se ensuciaba la cara. Entonces el padre indicó a sus hijos este comportamiento, compró una mesita y lo hizo comer aparte.

Cuando después llegó a casa del trabajo, vio que uno de los hijos estaba jugando con la madera y le preguntó qué estaba haciendo. "Una mesita para tí, papá, para cuando te vuelvas viejo como el abuelo", fue la respuesta.

"Esta historia me hizo mucho bien, por toda la vida. Los ancianos son un tesoro. De verdad la vejez muchas veces es un poco fea, por las enfermedades que conlleva. Pero la sabiduría que tienen nuestros ancianos es la herencia que nosotros debemos recibir", sostuvo.

"Un pueblo que no custodia a los ancianos, un pueblo que no los respeta, no tiene memoria, perdió la memoria. Los ancianos son el tesoro de nuestra sociedad", apuntó.

Las palabras del obispo de Roma coincidieron con la presentación, este día, de una conferencia internacional del Vaticano sobre el tema: "La Iglesia al servicio de la persona anciana enferma: el cuidado de las personas afectadas por patologías neurodegenerativas".

El encuentro, organizado por el Pontificio Consejo para la Pastoral de los Agentes Sanitarios, reunirá a especialistas de 57 países distintos (entre ellos México), del 21 al 23 de noviembre próximos.

Según Zygmunt Zimowski, presidente del consejo, actualmente las formas de demencia senil afligen más de 35 millones de personas en todo el mundo y están en fuerte crecimiento con siete millones 700 mil nuevos casos cada año.

"El tema (de la conferencia) fue elegido por su importancia y por las exigencias que de él derivan también en términos pastorales y de la necesidad, muchas veces sostenido por el Papa Francisco, de hacer a la sociedad más inclusiva", dijo.