Clasifican cacao chiapaneco entre los más finos del mundo

El Grupo para la Difusión Intermedia de la Cultura (GDIC) de Francia, encabezado por Francois Collombet, señaló que el Cacao Real del Soconusco no sólo genera furor en el mercado internacional por su sabor y calidad, sino que ahora también atrae la atención por su historia y alta repercusión social.

En entrevista en una gira de trabajo por la frontera sur, el conocedor europeo consideró que los granos de ese cultivo originario de Chiapas son "de los más finos del mundo y requieren de un gran impulso para su comercialización y rescate".

De acuerdo con estudios de la escritora e investigadora Valentine Tiberé, se logró certificar que el cacao es originario de la zona de Izapa, donde se consumió por primera vez.

Además, en 1860 se escribió el libro "El Cacao y el Chocolate" que se encuentra en la Biblioteca Nacional de Francia, donde el Cacao Real del Soconusco es calificado de "incomparable, fantástico y legendario".

Collombet indicó que "en Francia se fabrican los mejores chocolates de Europa y al quedar demostrado que el cacao del Soconusco es el más fino del mundo, se está impulsando su rescate".

La producción total de cacao criollo de Chiapas se envía Europa, principalmente a Francia, España, Alemania y Bélgica.

En Europa el consumo del chocolate se concibe como alimento y la industria maneja un promedio de 47 mil millones de euros al año.