Encienden barco norcoreano cargado con armas de Cuba en Panamá

Un barco norcoreano capturado hace dos meses en Panamá por transportar sin declarar armas de guerra de Cuba fue encendido antes de la llegada de una delegación con la misión de repatriar la nave y a 32 marinos, dijo hoy una fuente oficial.

"Los mismos tripulantes lograron encender las máquinas, el sistema eléctrico ya se encuentra operativo", dijo a periodistas el jefe de operaciones del Servicio Aeronaval (SENAN), Nonato López.

El SENAN es el encargado de custodiar a 35 marinos del barco Chong Chong Gang, quienes están detenidos en la base aeronaval de Sherman, en el Caribe panameño, mientras el buque está anclado en Colón, 80 kilómetros al norte de esta capital.

"Habría que hacerle una buena evaluación mecánica (al barco), los generadores, los motores encienden, el sistema eléctrico; no te podría garantizar si puede o no navegar hacia Corea del Norte", señaló López.

El funcionario señaló que médicos de la Cruz Roja y de otras organizaciones cada semana constatan el buen estado de salud de los 35 tripulantes, sin que se haya registrado algún incidente negativo desde su detención en julio pasado.

"Están contentos, yo creo que no quieren irse; comen bien, salen a hacer deporte, caminan", señaló López.

En las próximas horas llegará a Panamá una misión de Corea del Norte con la posibilidad de llevarse a 32 de 35 tripulantes del barco detenido el 15 de julio pasado antes de ingresar al Canal por sospechas de transportar drogas.

La cancillería panameña autorizó la semana pasada visas de entrada a Panamá a siete norcoreanos (Ra Yun Bak, Ri Il Gyu, Kim Ryong Hak, Ju Yong Gun, Maeng Yong Il y Jo In Ho) como parte del proceso para resolver la situación.

Luego de una revisión exhaustiva en la nave, las autoridades descubrieron 240 toneladas de armas de guerra, propiedad de Cuba, ocultas debajo de 10 mil toneladas de azúcar cruda.

El canciller señaló que de acuerdo con las investigaciones solo tres de los 35 tripulantes conocía de las armas por lo cual se presume que 32 marinos serán repatriados a Corea del Norte, junto con la nave.

EL fiscal antidrogas Javier Caraballo concluyó su investigación y como nunca se encontraron estupefacientes, el caso pasó el viernes pasado a la Fiscalía Especializada contra la Delincuencia Organizada, informó este lunes el Ministerio Público.

El gobierno panameño desea que la tripulación y el barco abandonen cuanto antes Panamá por el costo que ha tenido que asumir el Estado para la manutención de los tripulantes y el uso del fondeadero donde se encuentra la nave.

Una misión del Comité de Sanciones del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) visitó el país entre el 13 y 15 de agosto pasado para determinar si el cargamento de armas violó las restricciones impuestas a Corea del Norte.

En un informe preliminar, citado por el Ministerio de Seguridad, la misión de la ONU adelantó que el envío de las armas "viola sin lugar a dudas las sanciones de la ONU, lo cual avala la posición panameña respecto de su actuación".

Cuba admitió que la nave transportó dos complejos coheteriles antiaéreos Volga y Pechora, nueve cohetes en partes y piezas, dos aviones Mig-21 Bis y 15 motores de este tipo de avión.