Llama ONU a Italia a democratizar medios de comunicación

El relator especial de la ONU sobre el derecho a la libertad de opinión y de expresión, Frank La Rue, instó hoy al gobierno de Italia a democratizar los medios de comunicación, a despenalizar la difamación y a proteger a los periodistas.

Durante su visita de siete días a Italia, el relator especial de la ONU se reunió con altos funcionarios del gobierno, miembros del poder judicial y los órganos legislativos, representantes de la sociedad civil, abogados y periodistas.

La Rue llamó al gobierno de Roma a asignar la concesión de frecuencias de radiodifusión "de manera justa'' y asegurar que la elección de los miembros del consejo del organismo regulador se lleve a cabo de una manera transparente.

El experto de la ONU pidió la introducción de una reforma legislativa del sistema normativo de radio y televisión, especialmente en cuanto a las disposiciones antimonopolio.

"Esto permitiría a Italia superar la excesiva concentración de los medios de comunicación y la posible creación de monopolios, lo que limita la diversidad y pluralidad de la libertad de expresión y desafíos de la democracia", consideró La Rue en un comunicado.

El Relator Especial recomendó que el sistema de radiodifusión pública (Radiotelevisione Italiana, Rai) se transforme en un servicio totalmente independiente, transfiriéndolo a una institución o un fondo fiduciario nacional.

"Es igualmente importante asegurar que el nombramiento de los miembros del consejo de Rai se lleve a cabo de una manera transparente", señaló el experto, haciendo hincapié en que esto se haga con la participación de la sociedad civil.

"Todo esto tiene graves consecuencias para la independencia que cualquier servicio público debe tener", sostuvo el experto.

En sus conclusiones preliminares, el experto en derechos humanos también hizo hincapié en que la penalización de la difamación "sigue siendo un problema importante en el país''.

Sin dejar de reconocer el paso positivo de la eliminación de la pena de prisión por difamación, La Rue subrayó la necesidad de "ir más allá''.

"La criminalización de la difamación limita el espacio en el que la libertad de expresión se puede ejercer", afirmó.

"Creo firmemente que la difamación debe ser despenalizada por completo, debe pasar de ser una acción criminal a una acción civil, teniendo en cuenta que cualquier juicio penal, incluso sin una pena de prisión prevista, puede tener un efecto intimidatorio sobre los periodistas", subrayó La Rue.

Por otra parte, la cuestión de la incitación al odio se planteó durante la visita del Relator Especial a Italia y lamentó la creciente incidencia del discurso del odio en muchos países europeos, en parte como consecuencia de la crisis financiera.

"Discurso de odio que incite a la discriminación o la violencia en contra de cualquier grupo no se debe tolerar en una sociedad democrática", dijo.

La Rue participó en un evento sobre la protección física y jurídica de periodistas organizada por el Senado y la Cámara de Diputados. Ahí, se refirió a testimonios que ha recibido de periodistas y comunicadores que han sido víctimas de amenazas, intimidaciones y agresiones en el ejercicio de su profesión.

"Lamento profundamente que, en muchos casos, dichas amenazas y los ataques se producen con impunidad", sostuvo La Rue.

La Rue presentará sus conclusiones y recomendaciones en un informe al Consejo de Derechos Humanos en junio de 2014.