Deja 26 muertos choque de tren con dos vehículos en Egipto

Al menos 26 personas murieron y 28 más resultaron heridas hoy por el choque de un tren de carga contra un camión y un minubús en un cruce de la zona de Dahshur, al suroeste de El Cairo, informó el ministerio de Salud de Egipto.

El accidente se registró en un cruce de Dahshur, a unos 45 kilómetros al suroeste de la capital egipcia, luego de que el tren, que viajaba desde la ciudad de Beni Suef, golpeó a un camión y un minibús, que transportaba a varias familias que regresaban de una boda.

La mayoría de las víctimas son los ocupantes del minibús, entre ellos una niña de unos cuatro años de edad, de acuerdo con el más reciente reporte del Ministerio de Salud, difundido en el sitio del Servicio de Información de Egipto.

El director de la Autoridad de Ferrocarriles, Hussein Zakaria, dijo que el coche múltiple fue causado porque los vehículos no respetaron las señales de advertencia del paso sobre la vía e intentaron atravesarla, justo cuando el tren se acercaba a toda velocidad.

"El minibús aceleró para atravesar el paso, según las primeras informaciones. El paso estaba cerrado con cadenas, y había señales de advertencia", declaró Zakaria en declaraciones a la televisión estatal egipcia.

Sin embargo, testigos aseguran, que las señales de advertencia nunca se accionaron y que en la zona ni estaba el controlador de vías, "El tren llegó y colisionó con un microbús y un camión que circulaba con normalidad".

Los accidentes ferroviarios son habituales en Egipto, debido al incumplimiento de las señales de seguridad y la falta de mantenimiento de los trenes, que en su mayoría son viejos.

En enero pasado, un tren que transportaba reclutas del Ejército egipcio descarriló cerca de El Cairo, provocando la muerte de 19 personas e hiriendo a más de 100.

En noviembre pasado, 50 niños murieron cuando un tren chocó contra el autobús escolar cerca de Manfalut, al sur de El Cairo, después de que un operador de la señal se quedó dormido, sin embargo el peor desastre ocurrió en 2002, cuando un tren se incendió, matando a 373 personas.