Lanzan una "cacería humana" en París tras ataques

La policía francesa lanzó hoy "una cacería humana" en esta capital luego que un hombre armado atacó las oficinas del diario Libération, disparó frente a la sede del banco Société Générale y secuestró un carro para dirigirse a los Campos Elíseos.

Según medios franceses, el sospechoso es un hombre corpulento de rasgos europeos, de unos 40 años de edad, la cabeza rapada, barba, con un abrigo de color caqui, pantalones vaqueros de color claro y lleva una gorra de algún tipo.

Según Libération, la descripción del hombre corresponde con los del individuo que el viernes pasado irrumpió el canal informativo BFM TV en París y amenazó a los periodistas antes de huir.

Para capturarlo, la policía está "peinando todo el oeste de la capital francesa", con la ayuda de un helicóptero, mientras las medidas de seguridad en todas las oficinas gubernamentales y de los principales medios de comunicación fueron reforzadas.

Alrededor de las 10:15 horas locales (09:15 GMT), un hombre armado con una escopeta entró en las oficinas del diario Libération, en el centro de parís, abriendo fuego y lesionando un fotógrafo en el pecho y estómago antes de darse a la fuga.

Unas dos horas después, un hombre realizó disparos fuera de la sede del banco Société Générale en el distrito de negocios de La Défense, al noroeste de París, y a 10 kilómetros de la sede de Libération, sin causar víctimas, informó la entidad a través de su cuenta de Twitter.

Según el diario Le Parisien, momentos más tarde el hombre secuestró un coche cerca de La Défense y obligó al conductor que lo llevara a los Campos Elíseos, en el centro de la capital francesa y a unos seis kilómetros de la sede de Société Générale.

La persecución del sospechoso comenzó en los Campos Elíseos, hasta donde el hombre había llegado después de tomar como rehén a un conductor que ya ha sido liberado.

Después, según el canal iTele, el presunto agresor entró en una estación de metro y la policía perdió su rastro en torno a las 12:00 del mediodía.

El presidente francés, François Hollande, quien se encuentra en Israel, ordenó a su ministro del Interior, Manuel Valls, "movilizar todos los medios para aclarar lo sucedido".

Valls afirmó que el autor de los disparos supone un peligro real, mientras la ministra de Comunicación, Aurélie Filippetti, se mostró consternada.

La Fiscalía de París explicó que se trabaja con la hipótesis de un tirador solitario y facilitó el número telefónico para quienes tengan una pista del paradero del tirador.