Ensombrecen diálogos de paz denuncias sobre ataques a políticos

El diálogo de paz entre el gobierno de Colombia y las FARC cumple este martes un año, en medio de denuncias sobre supuestos planes rebeldes para atentar contra políticos, lo que afecta la confianza en el proceso, coincidieron hoy analistas.

Académicos y políticos consideraron que las revelaciones sobre las supuestas intenciones de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) generan "ruido" dentro de la negociación, por lo que deben ser aclaradas lo antes posible.

Para el presidente del Senado, el oficialista Juan Fernando Cristo, "es necesario un pronunciamiento claro de rechazo por parte de las FARC contra los atentados que, según dijo, pueden ser usados "como armas políticas en las elecciones".

Las recientes denuncias del ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, de que el grupo rebelde planeaba un atentado contra el ex presidente Álvaro Uribe Vélez y el fiscal Eduardo Montealegre, afectaron la credibilidad en el proceso de paz.

El experto en seguridad John Marulanda consideró que las informaciones de la inteligencia militar sobre los presuntos planes de las FARC generan "ruido" a los diálogos de paz, que "tienen que quitarlo para seguir adelante".

Aunque las partes atribuyeron el aplazamiento del inicio de la discusión del tercer punto de la agenda sobre salidas al narcotráfico al análisis de las propuestas sobre el tema, expertos lo ligan a las denuncias sobre atentados a políticos.

Delegados del gobierno del presidente Juan Manuel Santos y de las FARC acordaron la víspera postergar para el 28 de noviembre próximo el debate sobre el problema de la drogas ilícitas, para "afinar visiones e intercambiar documentos".

La revista Semana, aseguró en un análisis que ante las versiones sobre supuestos planes de esa guerrilla contra políticos, lo más seguro es que la próxima ronda de diálogos empiece "con el gobierno pidiendo explicaciones a las FARC".

Las denuncias, basadas en fuentes de la inteligencia militar, surgieron luego que el gobierno de Santos y el grupo insurgente, llegaron a un acuerdo en Cuba sobre participación en política de los integrantes de las FARC que se desmovilicen.

La columnista de Semana, María Jimena Dusán, aseguró este domingo que el supuesto plan de las FARC para atentar contra Uribe Vélez, no es un hecho nuevo, ya que fue descubierto hace cinco años por los organismos de inteligencia colombiana.

Dusán consideró que el ministro se equivocó al haber dado una noticia sin aclarar que "se trataba de una información vieja que se había activado con datos nuevos, porque se presta para confundir a la opinión pública" en medio de un proceso de paz.

El gobierno colombiano y las FARC buscan desde hace un año, en La Habana, una salida negociada a medio siglo de conflicto armado interno, con Cuba y Noruega como garantes y Venezuela y Chile como países acompañantes.