Podría elección para alcalde de San Diego ir a segunda vuelta

A un día de la elección especial para alcalde en San Diego, California, el aspirante puntero republicano tiene una amplia ventaja sobre dos demócratas, incluido un hijo de mexicanos, pero el cargo podría resolverse en segunda vuelta.

El republicano Kevin Faulconer tiene el 40 por ciento de los votos, según una encuesta que divulgó la filial local de la cadena ABC. En segunda posición están técnicamente empatados los demócratas Nathan Fletcher y David Álvarez, con 24 y 22 por ciento de los votos.

Un nuevo reglamento estatal electoral en vigor desde el año pasado establece que si en una elección nadie obtiene el 50 por ciento de los votos, los dos candidatos mejor posicionados van a segunda vuelta, independientemente del partido al que pertenezca cada uno.

Según un dirigente de derechos humanos de San Diego que dedicó el fin de semana a apoyar a Álvarez, Christian Ramírez, el hijo de inmigrantes campesinos mexicanos tiene oportunidad de hacer historia si pasa a la segunda vuelta.

En el condado y en la ciudad de San Diego los demócratas sobrepasan ligeramente a los republicanos, pero los electores de ese partido han estado divididos en esta elección entre tres aspirantes.

Fletcher, quien fue inicialmente el favorito, Álvarez, quien redujo la ventaja de más de 10 puntos que le llevaba Fletcher, y el exsíndico de la ciudad, Mike Aguirre.

Álvarez, regidor de la ciudad de 32 años de edad y quien representa a un amplio sector latino, conserva el impulso con el que ya alcanzó a Fletcher, un vicepresidente de la corporación Qualcomm que fue el primer aspirante en anunciar su candidatura y de favorito ha perdido gradualmente votos.

Si Álvarez pasa a la segunda vuelta, los demócratas cerrarían filas y muchos electores independientes le darían su apoyo, de acuerdo con Ramírez.

En la elección de este martes, San Diego busca un alcalde que sustituirá a Bob Filner, quien renunció al cargo el pasado 30 de agosto, en medio de un escándalo en el que al menos 20 mujeres lo acusaron públicamente de acoso sexual.

Por ahora quedarían poco más de tres años al periodo que dejó inconcluso Filner.