Guarda Tatartán duelo por los 50 muertos de accidente aéreo

La república rusa de Tatartán guardaba hoy un día de duelo por las 50 víctimas mortales del accidente aéreo de un Boeing 737 la noche de este domingo, cuando se estrelló en el aeropuerto de la capital Kazán.

La nave de Tatarstan Airlines despegó de Moscú con 44 pasajeros y seis tripulantes. El accidente sucedió a las 19:30 horas (15:30 GMT), tras dos intentos fallidos de aterrizaje, informaron autoridades a la agencia Novosti.

Hasta entrada la mañana de este lunes la caja negra del avión continuaba sin aparecer, mientras los investigadores indicaron que el percance pudo deberse a un problema técnico o a un error humano.

Kirill Kornishim, controlador aéreo del aeropuerto de Kazán, informó a la televisora Rossiya-24 que el piloto reportó un problema con la configuración de aterrizaje cuando comenzaba su segundo intento de descenso.

Por su parte el viceministro para Situaciones de Emergencia de Tatartán, Vladimir Stepanov, informó que seguía la búsqueda de cuerpos, la cual será concluida este mismo lunes.

Entre los fallecidos se encuentra el hijo del presidente tatarstano, Irek Minnikhanov, así como el jefe del departamento del Servicio Federal de Seguridad, Alexander Antonov.

Las operaciones en el aeropuerto de Kazán serán reanudades el medio día de este lunes, informó por su parte la vocera de la terminal aérea, Regina Talova, a la agencia Itar Tass.