Cardenales y obispos oran por el papa y por gobernantes del continente

Cardenales, arzobispos, obispos y religiosos de América unieron sus plegarias en la Basílica de Guadalupe para pedir por el pontificado del papa Francisco y por los gobernantes del continente.

Los representantes de la Iglesia Católica en América se unieron al arzobispo de Honduras, Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, para rezar el rosario continental en el Templo Expiatorio a Cristo Rey, y cerrar así el segundo día de actividades del Congreso Internacional Guadalupano.

En este marco, unos 500 fieles se unieron para participar de las alabanzas y los rezos que se escuchaban en lo que fuera la Antigua Basílica de Guadalupe.

Rodríguez Maradiaga fue el encargado de darle vida al rosario continental, con intenciones dirigidas a la Virgen de Guadalupe, para pedir por la Iglesia en América, y porque este continente descubra su vocación de "continente de la Esperanza".

En la ceremonia se pidió porque "la divinidad ayude al santo padre Francisco para que, por la fe en Cristo, lleve a cabo la misión de mantener unida a la Iglesia en el amor".

En este marco, también se pidió la intercesión de Santa María de Guadalupe para que los gobernantes del continente, "sepan ejercer el servicio de la autoridad, y nuestros pueblos tengan vida, a través de políticas públicas que favorezcan el desarrollo, la igualdad de oportunidades y la solidaridad con quienes más sufren".

El cardenal Norberto Rivera se congratuló y agradeció a través del editorial del semanario católico Desde la Fe, el desarrollo de un evento sin precedentes en la historia de la Basílica "que se ha vestido de fiesta en estos días", con este Congreso que se inició el sábado 16 de noviembre y concluirá el 19 de este mismo mes.

En este contexto, Rivera Carrera pidió a los fieles a unirse en oración de alabanza, gratitud y súplica para que el rostro de Dios, amor y misericordia, se manifieste de una manera nítida a través de quienes forman la Iglesia Católica.

Posteriormente, el presidente de la Comisión Pontificia para América Latina, Marc Ouellet Plataforma, presentó al último de los conferencistas antes de dar paso al trabajo en grupos, con el objetivo de propiciar un intercambio de momentos de comunión, compartir experiencias, recoger sugerencias de lo que se hace con éxito y elaborar proyectos comunes, que es el foco del encuentro.

De acuerdo con el programa, este lunes 18 de noviembre, tercero y último día del Congreso, se celebrará la Misa votiva, María Madre de la Iglesia a las 19:00 horas, que será presidida por el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, Arzobispo de Santo Domingo, República Dominicana.

Una hora después, se llevará a cabo la Vigilia Mariana, presidida por Rivera Carrera, la Meditación: "A 50 años del Concilio Vaticano II, a la luz de la declaración de María como Madre de la Iglesia"; y cerrará el cardenal Marc Ouellet, entre otras actividades.