Pide obispo de Costa Rica fidelidad hacia familia hombre-mujer

Los católicos de Costa Rica deben actuar en fidelidad a la familia auténtica, basada sobre el matrimonio de un hombre y una mujer, afirmó hoy aquí el obispo Ángel San Casimiro.

El hecho de que en esta nación centroamericana sea elevado el número de divorcios, lo mismo que de parejas unidas fuera del sacramento, y que haya quienes impulsen las parejas de igual sexo, no debe normar en el actuar de los católicos, advirtió.

Los católicos de este país deben proclamar el respeto a la familia y a la vida, indicó al oficiar misa en un parque capitalino que fue punto de llegada para la multitudinaria "Caminata por la Vida y la Familia, según Dios", realizada en San José.

Durante la homilía San Casimiro fue enfático al plantear a los católicos dos exigencias: "Primero, la fidelidad a la auténtica familia fundada sobre el matrimonio entre un hombre y una mujer, y, en especial, a la unidad e indisolubilidad de esta institución".

"Y, la otra exigencia que demanda la Iglesia católica es plantearse, con realismo cómo tratar de acompañar las diferentes realidades de la familia presentes en nuestro país", expresó.

San Casimiro exhortó a los católicos de este país "proclamar, como Jesús, un reino donde se respeten los designios de Dios, sobre valores tan fundamentales como la familia y la vida".

El sacerdote garantizó, reiteradamente, el respeto, de los integrantes de la Conferencia Episcopal de Costa Rica (Cecor), hacia quienes no coinciden con los planteamientos de la cúpula católica costarricense.

San Casimiro dijo que, no obstante el respeto a opiniones diferentes, los obispos "sentimos la obligación, en conciencia, en el contexto de este proceso electoral que estamos viviendo", de expresar "qué es lo que pensamos, qué es lo que anhelamos".

"Digamos 'sí' a la familia promotora y defensora de la cultura de la vida, 'sí' a la familia fundamentada en el matrimonio de un hombre y una mujer, 'sí' a la familia abierta a la vida, en todas sus etapas, desde su concepción hasta la muerte natural", concluyó.