Afirman que plan de FARC para atentar contra Uribe Vélez es viejo

El supuesto plan de la guerrilla de las FARC para atentar contra el expresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez es una información "vieja", ya que fue diseñado en su gobierno (2002-2010), reveló la periodista María Jimena Duzán.

En su columna de la revista Semana, publicada este domingo, Duzán señaló que según fuentes de inteligencia consultadas por ella, los planes de las FARC para atentar contra el exgobernante fueron descubiertos hace cinco años.

Aseguró que cuando anunció la semana pasada que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tenían planeado atacar a Uribe Vélez y otros políticos, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, "omitió" aclarar que "no son hechos nuevos".

La denuncia de Pinzón de que la columna "Téofilo Forero" de las FARC planeaba atentar contra el exmandatario y el fiscal Eduardo Montealegre se conoció tras el acuerdo político que lograron el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y el grupo rebelde.

"Según las fuentes de inteligencia que consulté, esta serie de atentados que el ministro denunció con tanta preocupación y vehemencia y que según él mismo están sustentados en fuentes de inteligencia, no son nuevos", indicó Duzán.

Reiteró que las autoridades "saben de estos planes hace por lo menos cinco años y desde entonces los maneja como posibles hipótesis, sin que hasta ahora nunca hubieran sido motivo de pronunciamientos públicos ni de grandes titulares".

"De hecho, esos personajes son los más protegidos por el Estado y no desde esta semana, sino desde hace varios años", añadió la periodista en su columna de Semana, la cual lleva por título "La guerra de inteligencia".

Precisó que de ser esto cierto, significaría que estos planes "han sido diseñados mucho antes de haberse iniciado el proceso de paz y forman parte de la estrategia militar de esa guerrilla que desde hace 60 años le declaró la guerra al Estado".

Duzán consideró que el ministro se "equivocó" al haber dado una noticia sin aclarar que "se trataba de una información vieja que se había activado con datos nuevos, porque se presta para confundir a la opinión" pública en medio de un proceso de paz.