Supo Éluard dotar de equilibrio perfecto a emociones contradictorias

Considerado uno de los fundadores del movimiento Surrealista y uno de los poetas líricos más importantes del siglo XX, Eugène Grindel, mejor conocido como Paul Éluard, será recordado este lunes a 61 años de su muerte, ocurrida el 18 de noviembre de 1952.

Éluard nació el 14 de diciembre de 1895, en Saint-Denis, ubicado en París, Francia. Hijo de un agente inmobiliario, creció en el seno de una familia que perteneció a la pequeña burguesía. A los 12 años viajó París, donde realizó sus estudios dentro del Liceo Colbert, cita una artículo de la página web "biografiasyvidas.com".

En 1913, año en que comenzó a escribir sus primeros poemas, abandonó sus estudios debido a una grave enfermedad por la cual ingresó a un sanatorio en Suiza, donde conoció a Helena Diakonova, su futura esposa a quien llamó Gala, agrega otro portal español sobre arte e historia.

Un año después participó en la Primera Guerra Mundial (1914-1918), pero abandonó las armas por una gangrena pulmonar. Al finalizar el suceso bélico, publicó su ópera prima "El deber y la inquietud" (1917), seguida de "Poemas para la paz" (1918).

Formó parte del movimiento dadaísta, en el cual conoció a Louis Aragon (1897-1982), André Breton (1896-1966), Philippe Soupault (1897-1990), Jean Paulhan (1884-1968) y Francis Picabia (1879-1953), a su lado fundó el surrealismo y colaboró artísticamente con varios de ellos.

En esas fechas publicó piezas como "Morir por no morir" (1924), "Capital del dolor" (1926), "La libertad o el amor" (1927), "La Inmaculada Concepción" (1930) en colaboración con Breton, "Los ojos fértiles" (1936) y "Donner à voir" (1939).

Poco antes de la Guerra Civil (1936-1939) viajó a España, etapa a partir de la cual adoptó una postura política crítica que influyó notablemente en su trabajo poético que tenía como ejes el dolor, la esperanza y la justicia social, sin perder su estilo y temática personales.

Durante la ocupación alemana en Francia (1940-1944), en el marco de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), Éluard se afilió al partido comunista y se convirtió en uno de los escritores más relevantes de la resistencia, al finalizar el conflicto se enfocó en la temática social.

Destacan sus obras "Poésie et vérité" (Poesía y Verdad, 1942), "Dignes de vivre" (1944), "Au rendez-vous allemand" (1944), son "Poèmes politiques" (1948) y "Une leçon de morale" (1949).

Reconocido como un maestro de la poesía surrealista, encontró el equilibrio perfecto en la expresión de emociones contradictorias. En su poesía, que tuvo el objetivo de descubrir y revelar lo real, utilizó un lirismo muy personal, basado en sus propias experiencias y asuntos cotidianos, apuntan sus biógrafos.

Tras su muerte, el 18 de noviembre 1952 en Charenton-le-Pont, Francia, se publicaron sus piezas "Lettres de jeunesse, avec poèmes inédits" (1962) y "Le poète et son ombre" (1964).

Entre sus obras también destacan "Curso natural" (1938), "Lección de moral" (1950), "Le Phénix" (El ave fénix, 1952) y "Los senderos y los caminos de la poseía" (1952).