Potencia reforma financiera crecimiento del sector popular

La reforma financiera potencializará el crecimiento de los intermediarios financieros, pero especialmente los del sector de ahorro y crédito popular, derivado de su cercanía con la sociedad mexicana, considera la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

El presidente del organismo regulador y supervisor, Jaime González Aguadé, destacó que es muy importante el potencial que aún tiene este sector, ya que dada la escasa penetración que tiene el resto del sistema financiero, la cercanía con las familias mexicanas es una ventaja respecto a otras entidades, como los bancos.

Detalló que sectores que estén bien regulados, que sean conocidos en sus localidades, con posibilidades de ahorro y crédito en instituciones comprometidas con sí mismas, con transparencia en sus planes de desarrollo y hacia dónde van creciendo, son el potencial de crecimiento.

Entrevistado en el marco del II Simposio Amsofipo 2013, "Consolidación de las sociedades financieras populares como un intermediario emergente del sistema financiero mexicano", destacó que dentro de este sector están las Sociedades Financieras Populares (Sofipos).

En este contexto, subrayó que la reforma financiera, aún en manos del Senado, es importante porque parte de las razones por las que no ha crecido este sector se debe a su concentración, la existencia de barreras de entrada y los problemas a la hora de hacerse de las garantías en los procesos judiciales.

Condiciones, dijo, que justamente trata de eliminar la reforma financiera al tratarse de una propuesta integrada por 13 iniciativas que modifican 34 leyes y que al aprobarse requerirá de cerca de 200 regulaciones secundarias.

Esta reforma, señaló, busca elaborar un nuevo marco jurídico más adecuado para todos los intermediarios financieros y no solo para los bancos.

Estimó que para las Sofipos también vienen cambios importantes como su reconocimiento a la posibilidad de tener corresponsales bancarios, de aprovechar la banca móvil como una herramienta de penetración muy importante.

También, añadió, tendrán la oportunidad de tener fideicomisos de garantía, de emitir títulos de capital que les permitan crecer y tener la oportunidad de dar más créditos a sus socios a sus socios y clientes.

No obstante, González Aguadé también refirió que estas sociedades deben asumir también ciertas responsabilidades, como el de tener intermediarios responsables, que cuiden del patrimonio de los ahorradores, que otorguen créditos sustentables que se puedan pagar.

Así como el que las tasas de morosidad vayan bajando -que aunque sí lo han hecho aún siguen altas-, para que sea un sector que con base en la confianza, "que es la parte más importante de las instituciones de ahorro y crédito" ganen un espacio más importante en la sociedad mexicana.