Corta oreja Rafael Ortega en tercera corrida de la Feria de Tlaxcala

El matador Rafael Ortega cortó una oreja a su segundo toro de la tarde, en lo que fue el inicio de su campaña de despedida de los ruedos y la tercera corrida del serial taurino de la Feria de Tlaxcala.

En medio de una fuerte ovación y escuchando como fondo la canción "Las Golondrinas", el diestro tlaxcalteca, originario de Apizaco, brindó una buena faena a un toro de la ganadería Rancho Seco.

Con el nombre de "Golondrino", el astado, un cárdeno claro de buena hechura y el de mejor embiste de la tarde, logró cuajar una buena faena, arrancando los olés del público, que esta tarde casi llenó la plaza de toros Jorge "Ranchero" Aguilar.

A este toro, de 470 kilogramos en la báscula, Ortega lo recibió bien con el capote, y recordó porqué es conocido como "El señor de los tres tercios", colocó banderillas y mató con buena estocada en segunda oportunidad.

Destacó la colocación del tercer par de banderillas, las cuales puso en buen sitió a una mano.

El tercer terció lo inició pegado a tablas, llevando hasta los medios al astado con varias tandas de muletazos, entre los gritos de "¡torero, torero!" por parte del respetable, sin duda una despedida emotiva para el gran torero tlaxcalteca.

Con su primero, "Cometa", toro negro bragado de 460 kilogramos, tuvo buenos momentos con capote y muleta, colocando igualmente banderillas.

Sin embargo, la falta de nobleza y embiste del astado, éste de la dehesa de Piedras Negras, no permitió una buena lidia y dio dos pinchazos. Silencio.

Por su parte, el diestro español Pedro Gutiérrez "El Capea" tuvo una buena tarde, al cortar una oreja a su segundo y recibir palmas en su primero.

A "Pastelero", su primer astado, el matador ibérico lo recibió bien con el capote al colocar dos faroles de rodillas pegado a tablas, para continuar con la muleta y varias buenas tandas de derechazos.

No tuvo suerte al matar y dio dos pinchazos antes de media estocada, pero la entrega y buenos pases en los medios le fueron reconocidos con aplausos.

Mejoró con su segundo "Doble Dinastía", toro de 455 kilogramos de la ganadería de Rancho Seco, al cual llevó bien, mostrando oficio durante toda la faena y dando varios trincherazos.

Vestido de rosa y oro, "El Capea" disputó a los matadores locales el aplauso del público y se brindó al máximo, y aunque dio un pinchazo antes de matar, la afición le exigió al juez una oreja.

Arturo Macías "El Cejas", vestido de blanco y plata, con vivos en negro, dio lo que hubiera sido la mejor faena y dejó escapar el triunfo al no poder matar bien a su segundo toro.

Después de realizar una gran lidia con capote y muleta a "Década", toro negro de 475 kilogramos y el mejor presentado, de la ganadería de Rancho Seco, pinchó en tres ocasiones antes de matar.

Aun así, la afición, entre ellos muchos provenientes de Aguascalientes y quienes apoyaron en todo momento a su paisano, le pidió vuelta al ruedo.

A su primer astado, "Talismán", de 470 kilogramos, lo despachó sin darle muchos pases debido a la falta de nobleza del toro el cual cabeceaba demasiado y no permitía la lidia. Este burel, proveniente de la ganadería jalisciense de Puerta Grande, fue abucheado.

El cartel estuvo completado con la presencia del rejoneador Emiliano Gamero, quien jineteando a "Casanova" y "Pasión", recibió con rejones de castigo bien colocados a "Bullidor", toro de 465 kilogramos marcado con el número 111.

El astado, un ejemplar cárdeno claro algo distraído al principio, de la ganadería Rancho Seco, mejoró durante la lidia.

El jinete capitalino logró una buena faena a caballo y con "Buendía", la mejor de sus cabalgaduras, colocó las últimas banderillas, antes del rejón de muerte. Con gran ambiente en el tendido, Gamero utilizó a su yegua "Chicuela" para concluir la faena.

Sin suerte, colocó una primera estocada algo trasera y tuvo que colocar dos rejones más para completar la lidia, recibió palmas.