Muestra "Checo" que sigue concentrado en el Mundial de F1

El mexicano Sergio Pérez se apartó de la presión psicológica extra pista que ha sufrido esta semana por su inminente salida de McLaren, para conseguir una de sus mejores calificaciones del año al quedarse con el séptimo puesto en la parrilla de salida para el Gran Premio de Estados Unidos.

Este año, el volante "azteca" solo había podido ser séptimo en la largada en el GP Mónaco, aunque en aquella ocasión tuvo que abandonar cerca del final ahora pudo dar la cara por el equipo, luego que su compañero, el inglés Jenson Button, quedara décimo sexto tras una sanción.

"Obviamente estoy muy contento, pero cuando estás tan cerca de los coches de delante, todavía quieres mejorar. En ese sentido estoy un poco decepcionado, pero si me hubieras dicho que sería séptimo antes del inicio de la calificación, lo habría aceptado", señaló.

Sobre los tiempos, "Checo" dijo que ha sido una buena oportunidad de olvidar una dura semana, en la que se hizo oficial su salida de la casa de Woking, pues el coche no se pudo ver bien en los primeros libres por unos problemas hidráulicos, pero ahora ha estado peleando con los coches más rápidos de la parrilla.

"Para la calificación he sido capaz de relajarme y centrarme. Al fin y al cabo, soy un piloto de carreras, he estado haciendo esto toda mi vida. Cuando me meto en el coche, me olvido de todo lo demás y me concentro en mi propia actuación", indicó.

Por último dijo que correr ante una gran cantidad de mexicanos lo reconforta y motiva a dar lo mejor este domingo "correré delante de mi gente, lo que me hace sentir tremendamente orgulloso. Empezaré por el lado limpio de la parrilla, espero un buen comienzo y espero hacer un gran espectáculo para todos mis fans".