Revive Berlusconi partido Forza Italia

Silvio Berlusconi revivió hoy formalmente a Forza Italia (FI), partido con el que se lanzó a la política en 1994, aunque se separó de un grupo encabezado por Angelino Alfano, actual ministro del Interior y "delfín" del ex primer ministro.

Ante el Consejo Nacional del Pueblo de la Libertad (PDL) -que encabezaba desde 2009, cuando FI se fusionó con Alianza Nacional-, Berlusconi anunció el final de esa experiencia y el renacimiento del partido con el que inició su trayectoria política hace 20 años.

Durante un discurso de 90 minutos, el ex primer ministro italiano habló sobre el retorno a los origenes del partido para vivir "una nueva primavera".

La noche del viernes, Berlusconi rompió con Alfano, que no aceptó que el movimiento político quedara en manos del "ala dura", favorable a abandonar el gobierno de coalición de Enrico Letta, en represalia por la inminente expulsión de Berlusconi del Parlamento (tras su condena por fraude fiscal).

Con Alfano, que era considerado incondicional de Berlusconi, abandonaron al ex gobernante cinco ministros del Ejecutivo, 30 senadores y 27 diputados que formarán el movimiento "Nueva Centroderecha".

Pero ante la platea reunida en el Centro de Congresos de Roma, Berlusconi pidió no insultar a los disidentes, lo que no impidió que fueran llamados "traidores" o "payasos".

"La división va contra la visión de unir a todos los moderados, que juntos serían apoyados por la mayoría de los electores", explicó.

Por ello dijo que buscará recomponer la escisión y formar una nueva coalición de centroderecha.

Berlusconi reconoció que no está en condiciones de hacer caer al gobierno de Letta, al que intentó derribar el 2 de octubre pasado con una moción de censura, que no pasó en el Parlamento, ya que fue rechazada por Alfano y sus seguidores.

También atacó al centroizquierdista Partido Democrático (PD) de Letta, al que acusó de apoyar su expulsión del Parlamento, prevista con una votación en el Senado para el próximo 27 de noviembre.

"Ellos quieren llegar al 8 de diciembre (cuando el PD celebrará primarias para elegir a su secretario general) con la cabeza del líder de la centroderecha en una charola de plata", acusó.

Tampoco faltaron las acusaciones a la magistratura y confirmó que presentará una impugnación ante la Corte de Justicia Europea, contra la sentencia definitiva que el 1 de agosto pasado lo condenó por fraude fiscal en la compra-venta de derechos televisivos de su empresa Mediaset.