Buscan acuerdos con comunidades que estaban en disputa en Campeche

La delegación de la Procuraduría Agraria iniciará trabajos para construir acuerdos con las autoridades de las 16 comunidades, siete ejidos y 48 localidades que estaban en disputa entre Quintana Roo y Campeche, para darles certeza jurídica.

El delegado Carlos Alberto Arjona Gutiérrez indicó que luego del fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que otorga la razón jurídica e histórica a Campeche en la controversia constitucional, inician una etapa de estabilidad y construcción de acuerdos. Aclaró que dichas comunidades siempre han contado con apoyos sociales.

Detalló que en estas comunidades se viene trabajando en el Fomento a la Inversión Privada, sin que eso proyectos dañen de ninguna manera lo que es una obligación, cuidar las reservas.

Pero que a la vez, expuso no dejen desprotegidos a los ejidatarios y tengan programas que les permitan obtener recursos y mejorar las condiciones de vida de sus familias.

Ahora, con la seguridad jurídica de la pertenencia hacia Campeche se trabajará de cerca, para terminar con la incertidumbre en la franja fronteriza con Quintana Roo, a fin de que puedan acceder a más programas de gobierno, apuntó el funcionario.

Recordó que en las visitas previas al fallo de la SCJN encontraron dudas e inquietudes de los ejidatarios en torno a la pertenencia o no del estado, lo que de alguna manera los desalentaba a celebrar acuerdos, inscribirse a programas o aterrizar proyectos, incluso solicitar el apoyo del lado quintanarroense.

Agregó que aun cuando siempre estuvieron seguros de que la razón histórica y jurídica le asistía a Campeche, era necesario que el máximo tribunal del país lo hiciera público "para que nuestros hermanos de Calakmul se sintieran respaldados y que nunca les mentimos cuando les dijimos que eran campechanos".

Ahora, dijo, "tenemos que emprender un trabajo de reconstrucción de acuerdos y para restituir ese proceso de identidad y, sobre todo, restablecer la confianza en los valores del gobierno, tanto de la República como del estado de Campeche y municipio, en favor de los y las ejidatarios de Calakmul".

Refirió que hoy las dudas han quedado atrás y es momento de que la Procuraduría Agraria respalde los proyectos en que deseen participar los ejidatarios, no solo como asesores sino como sus gestores ante las demás instancias del gobierno de la República.

Arjona Gutiérrez manifestó que el acceso a los demás programas de apoyo al crecimiento y desarrollo de las comunidades y ejidos de esta zona, se pueda dar de la mejor manera posible.

Debemos trabajar en encontrar nuevas maneras y estrategias para el aprovechamiento de los recursos naturales, aún de lo que están dentro de la Reserva de la Biosfera y que están destinados a la conservación, explicó.

Destacó que se puede trabajar con la Comisión Nacional Forestal (Conafor) para que los ejidatarios sepan, que en la vocación de cuidar y proteger, hay también posibilidad de obtener recursos y mejor nivel de vida.