Legó el escultor Auguste Rodin creaciones de carácter universal

Considerado como uno de los escultores más destacados de su época, el francés Auguste Rodin continúa vigente a 96 años de su muerte, que se cumplen mañana, por obras como "Las puertas del infierno", "El beso", "La eterna primavera" y "El pensador".

Auguste Rodin nació en París el 12 de noviembre de 1840; a la edad de 14 años ingresó a la Escuela imperial especial de Dibujo y Matemáticas "Petite École" (1854-1857), donde recibió clases por parte del pintor francés Horace Lecoq de Boisbaudran (1802-1897).

De acuerdo con el portal en Internet "musee-rodin.fr", esta etapa de su vida fue elemental para su formación como escultor, ya que comenzó a asimilar las técnicas tradicionales, y a profundizar en sus capacidades de observación, además de llevar a la práctica el dibujo de memoria.

Rodin dedicó mucho tiempo a dibujar en el Museo del Louvre, en el Gabinete de Estampas de la Biblioteca Imperial y en la Manufactura de Gobelins, hecho que lo hizo acreedor a una medalla de bronce en dibujo.

Para 1857, Auguste dejó la "Pequeña escuela" con el deseo de entrar a la especialidad de escultura en la escuela de Bellas Artes de París; pero no fue aceptado en ninguno de los tres intentos.

Debido a la situación económica difícil que envolvía a Rodin y su familia, quienes vivían en un barrio pobre, comenzó su labor con varios decoradores y ornamentistas en 1855.

Dicho trabajo lo llevó al escultor Jules Dalou (1838-1902), de quien en su estima realizó el Busto "Jules Dalou" (1883), en conmemoración a la medalla de honor que recibió.

La primera obra que esculpió Auguste Rodin fue el busto de su padre Jean-Baptiste Rodin en 1860.

Rodin se vio afectado tras la muerte de su hermana, situación que lo llevó a integrarse como novicio en la Congregación de los Padres del Santísimo Sacramento, bajo el nombre de "hermano Augustin".

Es en esta etapa que elabora, en honor al fundador de la orden, el busto del padre Eymard.

Entre los escultores con los tuvo cercanía figuran Antoine Louis Barye (1795-1875), de quien recibió clases de anatomía animal en el Museo de Historia Natural, y Albert Ernest Carrier-Belleuse (1824-1896), para quien produjo obras de carácter decorativo.

Los dibujos y obras con la temática de los niños que Rodin comenzó a producir después de 1866, fueron producto de la inspiración que recibió tras el nacimiento de su hijo Auguste Eugène Beuret (1866-1934).

Para 1874 fungió como decorador del Palacio de las Academias en Bruselas con las obras "Un rincón de un claro en el bosque de Soignes" y "Crepúsculo áureo en las dunas en el bosque de Soignes", una serie de paisajes del bosque de Soignes, también realizó litografías para ilustrar el diario satírico "Le Petit Comique".

Además, Auguste Rodin viajó a Italia para estudiar las obras de los artistas del Renacimiento, particularmente las de Miguel Ángel (1475-1564). Este viaje influyó sus obras contiguas, ejemplo de ello fue "La edad de bronce" (1877).

Rodin viajó a Inglaterra por primera vez en 1881, viaje en el que aprendió el grabado con el aguafuertista francés Alphonse Legros (1837-1911), mismo que aconsejó al joven escultor para sus grabados.

Asimismo, su obra "Las puertas del infierno" (1800-1890), portón inspirado en "La divina comedia" del poeta italiano Dante Alighieri (1265-1321), enmarcaría el futuro Museo de Artes Decorativas de París, mismo que nunca se construyó, de acuerdo con el portal de Internet "biografiasyvidas.com".

Rodin se inspiró en la "Puerta del Paraíso" del escultor italiano Lorenzo Ghiberti (1378-1455).

De "Las puertas del infierno" se derivan sus esculturas "El Pensador", "Adán", "Eva" y "El Beso", entre otras.

En 1916, por iniciativa del escultor, se creó el Museo Rodin en el Hôtel Biron, el cual tiene colecciones permanentes del escultor fallecido el 17 de noviembre de 1917.