Opera con normalidad semáforo de alerta en volcán Chichón

El semáforo de alerta en el volcán Chichón opera con normalidad y los habitantes de la zona norte se han familiarizado con los colores básicos.

La directora del Centro de Investigación en Gestión de Riesgos y Cambio Climático de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (Unicach), Silvia Ramos Hernández, admitió que se necesita ampliar la red de semáforos de alerta volcánica.

En entrevista, detalló que se necesita cubrir al menos unas 25 comunidades, así como ciudades importantes cercanas al volcán, para lo cual, se necesita al menos una inversión de dos millones de pesos por cada 25 semáforos de alerta volcánica alrededor del cráter.

Tras concluir una reunión de trabajo con especialistas en monitoreo sísmico y volcánico, señaló que existen propuestas para generar recursos económicos, a fin de instalar semáforos en otras comunidades.

Expresó que se ha seguido un proceso de capacitación y conocimiento sobre el volcán, su actividad y los colores del semáforo, con unas ocho mil personas de diversas comunidades que viven en los alrededores.

Por hoy, dijo, el cráter cuenta con una cámara web que toma fotografías hacia el interior del mismo y esto nos permite tener una vigilancia diaria desde el interior, observado desde la Unicach.

La especialista manifestó que el estado activo físico del cráter refleja su actividad, en algunos años ha tenido mucha agua, en otros momentos está muy seco y a veces se ha perdido ese recurso líquido que refleja la dinámica del volcán.

Refirió que el equipamiento permite el monitoreo de gases en tiempo real, colocados adentro y en la orilla del cráter, que aportan información para conocer más de su actividad, de su comportamiento y determinar medidas de prevención para proteger a la población.

Detalló que "el color verde significa normalidad; amarillo cuando el coloso está en un incremento su actividad y el rojo de alerta máxima, el cual esperamos nunca utilizarlo".

El semáforo se encuentra permanentemente en la cabecera municipal de Chapultenango, principal vía de acceso al coloso, y por la actividad del volcán, vale la pena ampliar la red de monitoreo y de alertamiento, dijo.