Plantean que Costa Rica debe superar lo de horario en Australia

La Selección de Costa Rica tiene ante sí el reto clave de superar el fenómeno de "jet lag" (descompensación horaria) para el partido de fogueo en Australia ante el representativo de ese país, planteó hoy aquí el diario Al Día.

Los jugadores del cuadro mayor tico necesitan 17 días para habituarse a la diferencia entre la hora costarricense y la hora australiana, con miras al partido programado para dentro de tres días, indicó el periódico deportivo de circulación nacional.

"El rival más duro con el que debe lidiar la Tricolor (equipo costarricense) en Oceanía no es con la Selección de Australia", planteó Al Día, en nota informativa titulada "Cambio de horario, el rival más duro de la Selección Nacional".

"A la Sele le toca vencer las secuelas que genera el cambio brusco de horario, al que difícilmente se adaptará", agregó.

"La tarea de driblar el 'jet lag' (...) no es sencilla, y podría minarle su rendimiento en el juego del martes", advirtió el diario, que citó a expertos.

Según el médico Willy Gálvez, "para que un futbolista se adapte al 100 por ciento a un cambio así necesita un día por cada hora de diferencia que hay con el país -en este caso 17-".

Al Día indicó que "el doctor vivió esta situación con la Selección Nacional que participó en la Copa del Mundo de Corea y Japón 2002, así como con (el equipo costarricense Deportivo) Saprissa cuando fue al Mundial de Clubes en Japón, en 2005".

"Que la Tricolor llegara a Australia cinco días antes del partido, y que el cuerpo técnico buscará que los seleccionados durmieran en los vuelos para mitigar el fenómeno, no es garantía de que tengan una buena aclimatación", agregó el periódico.

Gálvez dijo que "se ha intentado que el futbolista duerma en el avión con uso de medicamentos para controlar que descanse en los horarios normales, pero no logran un sueño continuo, ni un descanso pleno". "Su rendimiento y coordinación mental se ven afectados; hay un impacto severo", explicó el médico, según la versión periodística. "Otras alteraciones que se sufren en estos casos son en el apetito, las necesidades fisiológicas y además, la persona tendrá cambios emocionales -se sentirá decaído en momentos-", señaló el matutino. "Para superar esas groseras modificaciones, también se debe ser precavido en la parte física y con la alimentación", indicó Al Día. Milton Rivas, ex preparador físico de la selección mayor, dijo que, "en lo físico hay que entrenar en la medida de lo posible a doble sesión para acelerar el proceso de adaptación".

"La intensidad de las prácticas debe ser de moderada a baja, y técnico-tácticas. Hacer buenos estiramientos es primordial", indicó, además. El diario agregó que, "por su parte Ligia Chaves, nutricionista de la Tricolor, detalló que las comidas deben ser balanceadas en proteínas y carbohidratos".

Indicó que, además, tienen que "estar acompañadas de una buena hidratación de acuerdo a la programación de las prácticas y descansos que gozará la Sele, incluso el propio día del juego", relató el matutino.

El equipo costarricense reconoció el viernes la cancha en donde la semana próxima debe enfrentar a su contraparte local. El partido de fogueo premundialista entre los "Socceroos" de Australia y "La Sele" de Costa Rica está programado para el día 19 en el Allianz Stadium, que, inaugurado en 1988, se ubica en la sudoriental ciudad costera australiana de Sidney.

Se trata del Estadio de Futbol de Sidney (SFS), que tomó el nombre de la empresa aseguradora alemana Allianz, compañía que, desde 2012, patrocina la instalación deportiva, por lo que aseguró el derecho a que el SFS lleve su nombre.

"La Sele" es uno de los tres equipos clasificados directamente, al campeonato en Brasil, por la Confederación Norte, centroamericana y del Caribe de Futbol (Concacaf), la etapa hexagonal de cuyo torneo eliminatorio mundialista finalizó el 15 del mes pasado.

Habiéndose cumplido los partidos de las 10 jornadas del torneo, el cuadro de Estados Unidos cerró en calidad de líder de la competencia, con 22 puntos, seguido, respectivamente, por los de Costa Rica (18), Honduras (15), México (11), Panamá (ocho), Jamaica (cinco).

Los tres primeros aseguraron la clasificación directa al campeonato mundial a llevarse a cabo el año próximo en Brasil. El adicional cupo, indirecto, de la Concacaf es disputado, este mes, por México, en repechaje, con Nueva Zelanda.

El partido de "ida", en el Estadio Azteca, en la capital de México, fue ganado 5-1 por el Tri a los All Whites.

La "vuelta" está programada para desarrollarse la próxima semana en el Estadio Westpac, en Wellington, la capital de esa nación isleña del Pacífico Suroccidental, constituida por 33 islas -de las cuales dos, respectivamente del Norte y del Sur, son las principales-.

La capital se ubica en el extremo suroeste de la Isla Norte.