Bancos argentinos se ajustan a ley de EUA contra delitos fiscales

Bancos y aseguradoras de Argentina comenzaron a inscribirse en 2014 ante las autoridades fiscales de Estados Unidos para cumplir la llamada Ley FATCA, mientras que el gobierno negocia un acuerdo de intercambio de información tributaria con ese país.

Fuentes de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) confirmaron que esta entidad sería la encargada de firmar un Acuerdo Intergubernamental (IGA) para que no se vulneren leyes nacionales en materia tributaria y, sobre todo, para que el intercambio de información fiscal sea recíproco.

La ley de Cumplimiento Fiscal de Cuentas en el Extranjero (Foreign Account Tax Compliance Act, FACTA) fue promulgada por Estados Unidos en marzo de 2010 y comenzó a regir el primero de julio del año pasado.

A través de esta normativa, Estados Unidos requiere a las entidades bancarias de otros países que reporten cada año las cuentas abiertas por ciudadanos estadunidenses, información que será revisada por el Servicio Interno de Rentas (Internal Revenue Service, IRS) para comprobar que no hay evasión fiscal.

El gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner quiere que el convenio sea recíproco para que los bancos de Estados Unidos también informen sobre las cuentas de ciudadanos argentinos, pero tal acuerdo todavía no se ha alcanzado.

Sin embargo, la FACTA avanza y en 2014 más de 400 entidades financieras y aseguradoras argentinas se registraron ante las autoridades tributarias de Estados Unidos para evitar la retención del 30 por ciento de su renta, ya que esa es la sanción prevista.

El Banco Central de Argentina publicó en septiembre del año pasado un decreto de intercambio recíproco de información fiscal, pero en el marco de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

"En el ámbito del mercado financiero en general y con alcance transnacional se verifica, desde el marco de la OCDE, consenso para que los países asuman el compromiso de colaborar en el suministro recíproco de información sobre materia tributaria, lo que se vincula coincidentemente con el objeto de la Ley de cumplimiento fiscal de cuentas extranjeras de los Estados Unidos de América", explicó.

Así, la Comisión Nacional de Valores resolvió, con base en la "Declaración sobre intercambio Automático de Información en Asuntos Fiscales" firmado por Argentina, implementar el nuevo estándar referido al intercambio de información de cuentas financieras desarrollado por la OCDE.

El decretó también señaló que, debido a las disposiciones vinculadas con la Ley FACTA de Estados Unidos, "los agentes registrados deberán arbitrar las medidas necesarias para identificar a los titulares de cuentas alcanzados por dicho estándar".

Advirtió que los legajos de tales clientes en poder de los agentes registrados deberán incluir, en el caso de personas físicas, información sobre nacionalidad, país de residencia fiscal y número de identificación fiscal.

También domicilio, lugar y fecha de nacimiento, y en el caso de personas jurídicas y otros entes, se deberá informar país de residencia fiscal, número de identificación fiscal en ese país y domicilio.

"Los alcances y definiciones referidas a sujetos alcanzados, cuentas y datos a suministrar, así como los procedimientos de debida diligencia, deberán entenderse conforme a los términos del documento Standard for Automatic Exchange of Financial Account Information- Common Reporting Standard aprobado por la OCDE", expresó.

Además, los agentes registrados deberán cumplir con las disposiciones respecto del secreto bancario que rigen en Argentina, y la información sobre los clientes tendrá que ser presentada ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), de acuerdo con el régimen que esa Administración establezca.