Lamentan falta de derechos para homosexuales en Venezuela

La negativa a reconocer las uniones o matrimonios entre personas del mismo sexo, o el silencio ante las denuncias de discriminación, hacen de Venezuela uno de los países más homofóbicos de la región, advirtió la activista Quiteria Franco.

"Venezuela sencillamente es un Estado homofóbico, las instituciones son homofóbicas, esta es una situación institucional y no podemos calificarla de otra manera", lamentó hoy la dirigente del grupo Unión Afirmativa en diálogo con Notimex.

Franco señaló que uno de los mayores problemas ha sido que, contrario a lo que sucede en el resto del hemisferio, en Venezuela el Estado ha asumido una postura inmovilista de negarse a reconocer los matrimonios del mismo sexo.

"Si se viera un mapa de toda América, se notaría que sólo quedan tres países donde no hay ningún reconocimiento, de ningún tipo de las parejas del mismo sexo, uno de ellos es Venezuela, los otros dos son Bolivia y creo que Panamá", aseguró.

Franco, catedrática de la pública Universidad Simón Bolívar (USB), subrayó que a esto se suma la marcada discriminación contra las personas del colectivo de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (LGBT).

Al respecto, citó como ejemplo que "en una audiencia reciente ante las Naciones Unidas la fiscal general Luisa Ortega Díaz dijo que 43 por ciento de los casos de discriminación que reciben tienen que ver con personas LGBT".

Los casos de discriminación han llevado a que numerosos activistas y organizaciones hayan exhortado a aprobar una ley contra crímenes de odio, pero nuevamente el Estado ha preferido guardar silencio, añadió Franco.

El presidente de la Asamblea Nacional (Congreso unicameral), el oficialista Diosdado Cabello, reconoció recientemente que el poder Legislativo podría aprobar el matrimonio igualitario, aunque sin dar mayores detalles.

Sin embargo, Franco atribuyó estas declaraciones a las secuelas causadas por el reciente reconocimiento del matrimonio homosexual en Estados Unidos y otros países, algo que habría aumentado la "presión" sobre Venezuela.

Asimismo, las declaraciones de Cabello podrían ser contextualizadas en la campaña electoral de cara a los cruciales comicios legislativos que se celebrarán en diciembre, ya que previamente el oficialismo evitó legislar sobre esta materia.

Franco lamentó que dentro de la oposición, sólo el detenido dirigente Leopoldo López se ha pronunciado en favor del matrimonio igualitario, lo que demuestra que la clase política venezolana "no ha estado a la altura" del debate.

"Existe el temor de que si un político habla abiertamente de su apoyo a las personas LGBT y sus derechos pues va a perder popularidad, pero yo creo que la sociedad está mucho más preparada que la dirigencia política", resaltó Franco.