Rechaza Rusia que futuro de Snowden esté en sus manos

Rusia rechazó hoy que esté en sus manos el futuro de Edward Snowden, el exagente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) varado en un aeropuerto de Moscú y reclamado por la justicia estadunidense, como aseguró la víspera Ecuador.

"El futuro del exagente de la CIA Edward Snowden no está en la agenda del Kremlin", afirmó Dmitry Peskov, portavoz de la Presidencia rusa, ante las declaraciones del presidente de Ecuador, Rafael Correa, de que corresponde a Rusia determinar qué pasará con el estadunidense.

En una entrevista a la cadena ecuatoriana Oromar TV, Correa destacó que su país no puede tomar ninguna decisión sobre la solicitud de asilo de Snowden, ya que no está en territorio ecuatoriano.

"La solución del destino de Snowden está en manos de las autoridades rusas", manifestó Correa.

Sin embargo, el portavoz de la Presidencia rusa rechazó esto y afirmó que el excontratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos no está oficialmente en Rusia, según un reporte de la emisora rusa Radio Eco.

Peskov recordó que durante su visita a Finlandia de la semana pasada, el presidente Vladimir Putin dio su evaluación de la situación y "afirmó claramente que Snowden no entró a la Federación de Rusia y no cruzó la frontera".

Snowden, acusado por el gobierno de Estados Unidos de espionaje, robo y uso indebido de bienes del Estado, llegó hace justo una semana a Moscú procedente de Hong Kong, donde se había refugiado tras filtrar a la prensa los programas de espionaje estadunidense en internet.

Desde entonces el técnico informático permanece varado en la zona de tránsito en el aeropuerto internacional de Sheremetievo de Moscú, para evadir la solicitud de extradición emitida por Estados Unidos y en espera de que Ecuador responda a su solicitud de asilo político.

El vocero de la Presidencia rusa reiteró que Snowden puede permanecer por tiempo indefinido en la zona de tránsito del aeropuerto internacional de Moscú y que el asunto en dado caso sólo podría ser examinado por los servicios de migración.

"El presidente dijo que no responde a esta cuestión y prefiere que los servicios correspondientes hagan este trabajo. Por lo tanto este tema no está en la agenda del Kremlin", reiteró Peskov.

"Como no es nuestro problema -agregó el portavoz presidencial- no sé lo que pueden ser cambios en la evolución, aspectos legales y otros temas existentes del caso. No puedo decir o explicar el asunto", subrayó.

La Presidencia rusa "registra una amplia gama de opiniones vertidas por diferentes activistas de derechos humanos y expertos sobre este y otros tema. La opinión pública sobre este tema es muy diversa", indicó Peskov en referencia al caso del estadunidense.