Finaliza Kerry visita a Medio Oriente sin avances sobre proceso de paz

El secretario estadunidense de Estado, John Kerry, finalizó hoy su visita a Medio Oriente luego de tres días de conversaciones con funcionarios israelíes y palestinos, sin lograr grandes avances sobre la reanudación del proceso de paz.

Pese a sus esfuerzos, Kerry se vio imposibilitado de reactivar las negociaciones de paz israelí-palestinas, en punto muerto desde hace tres años, sin embargo se redujeron las diferencias entre ambas partes.

"Tuvimos un debate muy positivo, conversaciones muy importantes, en los últimos días. Concordamos en que logramos un progreso real, pero aún quedan algunas cosas en las que tenemos que trabajar", dijo el funcionario a la prensa.

En el marco de su cuarto día de visita, Kerry se reunió esta mañana en la ciudad cisjordana de Ramallah con el presidente palestino Mahmud Abbas por tercera vez en 72 horas, después de haberlo visto en otras dos ocasiones en Ammán, la capital de Jordania.

El jefe de la diplomacia estadunidense también se entrevistó anoche por tercera vez con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en un hotel de Jerusalén Oeste, reportó el diario Haaretz.

En el encuentro, que se prolongó hasta la madrugada de este domingo, estuvieron presentes la ministra israelí de Justicia, Tzipi Livni, encargada de las negociaciones con los palestinos y el consejero de la Seguridad Nacional, Yaakov Amidror.

Según la radio militar israelí, Kerry no consiguió un compromiso de ambos bandos para volver a la mesa de negociaciones, su principal objetivo.

Se espera que Kerry comparezca ante la prensa la tarde de este domingo en el aeropuerto de Ben Gurión, cercano a Tel Aviv, poco antes de partir hacia una conferencia de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN) en el sultanato de Brunei.

El proceso de paz entre israelíes y palestinos se encuentra paralizado desde septiembre de 2010, principalmente por la continuación de los asentamientos judíos en Cisjordania y Jerusalén Este.

Para regresar a la mesa de pláticas, los palestinos exigen a Israel detener la construcción de asentamientos judíos, la liberación de todos los presos que fueron encarcelados antes del proceso de Oslo, hace 20 años.

Además, exigen que las fronteras de antes de la Guerra de los Seis Días de 1967 sirvan de base para el futuro trazado de las fronteras.

Los israelíes, por su parte, rechazan condiciones previas al diálogo e insisten en colocar la cuestión de la seguridad como prioridad en la agenda de las conversaciones.