Atribuyen agitación social en Suramérica a olvido estatal de la gente

Las protestas que han afectado a Suramérica son el resultado del olvido de los gobiernos de las necesidades sociales y de la crisis de modelos económicos que imperan en la región, dijo el líder sindical colombiano, Fabio Arias.

El directivo de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) aseguró a Notimex, que la agitación social que viven Colombia, Chile y Brasil, "es la expresión de la inconformidad de la gente ante el olvido oficial de las demandas de la población".

Colombia es escenario desde hace dos semanas de protestas por parte de miles de campesinos de la región del Catatumbo, que exigen el cese de la erradicación de plantas de coca y la implementación de cultivos alternativos agrícolas.

Los manifestantes han cerrado varias vías del departamento de Norte de Santander, lo que ha derivado en choques con la Fuerza Pública que ya dejan cuatro civiles muertos por heridas de bala y 30 heridos, 11 de ellos policías.

Pese a los llamados al diálogo del presidente colombiano Juan Manuel Santos, los labriegos, que en un número de 14 mil han instalado barricadas en la zona, mantienen la movilización en espera de una respuesta a sus demandas.

Las protestas también han afectado a Brasil, donde por el aumento a las tarifas del transporte público se desencadenó en los últimos días una ola de manifestaciones en demanda de mejoras a los servicios de salud, educación y transporte.

Los brasileños también han salido a las calles para rechazar las inversiones que se han hecho para la Copa Confederaciones Brasil 2013 y la Copa del Mundo 2014, "por encima" de programas y obras sociales para la población.

Tampoco Chile ha sido ajeno a la agitación, donde se han registrado nuevas jornadas de movilización convocadas por los estudiantes, con el apoyo de sindicatos, trabajadores portuarios y mineros, las cuales han terminado en incidentes.

Los universitarios y alumnos de bachillerato, exigen al gobierno de Sebastián Piñera una educación pública gratuita y de calidad, mientras los sindicatos y trabajadores piden una pensión y un sistema de acceso a la salud dignos.

En opinión de Arias "no solo están haciendo crisis las políticas de gobierno que no dan posibilidad a las necesidades de la gente" en países de la región, "sino los modelos económicos como el neoliberal que no quieren dar marcha atrás".

"Creo que la falta de atención suficiente y oportuna de los gobiernos a la comunidad, está llevando a la explosión social que hoy estamos observando en países como Colombia y Chile", concluyó el directivo de la CUT, la mayor central obrera del país.