Renueva Casa Blanca campaña por ley de control de armas

El gobierno de Estados Unidos y los demócratas renovaron hoy su campaña por una legislación para un control de armas, luego que la iniciativa que buscaba establecer la revisión universal de los antecedentes criminales fracasó en el Senado.

En un correo electrónico a los simpatizantes demócratas, el vicepresidente Joe Biden hizo un llamado a presionar a los republicanos en el Congreso a fin de que aprueben una legislación de seguridad de armas de fuego con sentido común.

"Estoy convencido que la ola ha cambiado porque he recibido llamadas de miembros del Congreso, muchos de ellos votaron en contra de la iniciativa de revisión de antecedentes y ahora me dicen '¿Puedes ayudarnos a encontrar una opción?'", escribió Biden.

"Así que eso es exactamente lo que estamos haciendo, y tanto (el presidente) Barack (Obama) y yo necesitamos que intervengas", remató en la comunicación a la que tuvo acceso Notimex.

En abril pasado la iniciativa de control para la compra de armas fracasó en el Senado al no obtener el apoyo necesario para llevarla a votación final.

Con una votación de 54 a 46, sus partidarios quedaron a seis apoyos de los 60 necesarios para romper un bloqueo legislativo montado por los opositores de la legislación, tanto republicanos como demócratas.

La iniciativa, del senador demócrata de Virginia del Oeste, Joe Manchin, y del republicano de Pensilvania, Pat Toomey, buscaba establecer por primera vez la obligación de una revisión de antecedentes criminales para la abrumadora mayoría de compras de armas.

La propuesta, que excluyó la prohibición de armas de asalto y la eliminación de los cargadores de más de 10 cartuchos, fijaba un sistema de revisión universal, con excepción de las armas transferidas entre familiares o vendidas entre cazadores registrados.

Encuestas muestran que nueve de cada 10 estadunidenses apoyan la revisión de antecedentes criminales, uno de los porcentajes más altos en la historia, lo cual fue atribuido a la conmoción que detonó la masacre de 20 estudiantes de la escuela primaria Sandy Hook.

La nueva campaña lanzada por el vicepresidente Biden es auspiciada por el Comité Nacional Demócrata, el cual abrió una página en internet para participar en las llamadas a legisladores para aprobar la legislación de control de armas.