Ley migratoria de EUA dará más soluciones que problemas: experto

Dámaso Morales Ramírez, académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, consideró que ley de migración solucionará más problemas de los que causará, por lo que ni los republicanos ni los demócratas en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos deben dejar pasar la oportunidad histórica de aprobarla

"Es decir, (la reforma) va a solucionar más problemas en relación a si no se aprobara, y ellos lo saben; saben que es necesario regularizar a esos millones de indocumentados porque significan también recursos fiscales", dijo el experto.

En entrevista con Notimex, asentó que el costo por echar a andar la ley en general es de alrededor de 250 mil millones de dólares, pero lo que se estaría calculando de ingreso vía pagos fiscales y otros servicios sería de casi 500 mil millones de dólares, "cifra nada despreciable".

"Estamos hablando de 11 millones de personas que estarían pagando impuestos", precisó, al agregar que el proceso no será, de darse, en automático, sino que puede durar de ocho a 12 años.

Recordó, por otra parte, que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto está intentando redefinir la relación con Estados Unidos, primero abandonando un poco más la agenda de seguridad que fue el eje fundamental de los panistas, y segundo, buscando diversificarlas.

Estados Unidos a su vez, prosiguió, sabe perfectamente que no podrá ser competitivo frente a Europa o Asia si no van de la mano con México, "y nosotros sabemos que tampoco lo seremos si no vamos de la mano con esa nación y Canadá".

"Entonces, esto representa una reinterpretación de un área de América del Norte competitiva, de mayores opciones educativas y demás", consideró el académico.

Por ello, estimó que sería muy mal mensaje para México que la reforma no se aprobara, y también para los republicanos, "porque si se habla de competitividad, los grandes intereses corporativos de ese partido son clarísimos: ellos son los que tienen los grandes intereses corporativos y para ser competitivos necesitan a nuestro país".

Por otra parte, aseguró que si la Cámara de Representantes de Estados Unidos rechaza esta ley, se haría lo mismo con una serie de medidas para fortalecer los controles de las fronteras en los pasos ilegales.

"Si se rechaza, no se liberaría ese presupuesto para incrementar el número de agentes, poner radares, poner sistemas biométricos y todas esas cosas de alta tecnología o incluso la cerca fronteriza", indicó.

Morales Ramírez sostuvo que el presidente Barack Obama ganó en gran medida por el voto latino y los republicanos saben que ahí hay un nicho electoral importante, y que el discurso que ellos manejaron no les ayudó a generar ciertos votos.

"Tienen que dar un mensaje y que los 11 millones de migrantes pueden ser votos para ellos", subrayó.

Señaló que en tanto, a México le permitirá recuperar las divisas que han ido a la baja tanto por la crisis económica como por la incertidumbre respecto de qué va a pasar.

"Sí se da cierta certidumbre, incluso se da una mayor movilidad laboral, que significa poder aspirar a trabajos mejor remunerados y volver a restablecer el flujo de dólares", estableció.

Otra situación buena, añadió, es que dicha reforma también puede permitir que los mexicanos radicados en Estados Unidos inviertan su dinero en ese país y vendan ahí sus productos, como ya sucede con ciertos artículos.