Aboga Cameron por una solución política a la violencia en Afganistán

El primer ministro de Reino Unido, David Cameron, afirmó hoy que es importante que los rebeldes del movimiento Talibán formen parte de cualquier proceso de paz en Afganistán, pero consideró que para ello deben renunciar a la violencia.

Cameron efectuó este sábado una imprevista y breve visita a Afganistán, donde se reunió con el presidente Hamid Karzai, quien aseguró que su gobierno impulsará un proceso de reconciliación nacional que permita alcanzar la paz y la estabilidad en su país.

En conferencia de prensa conjunta al concluir su encuentro en la capital Kabul, el jefe del gobierno británico dijo que es posible poner fin al violento enfrentamiento en ese país del sur de Asia si las partes de verdad se comprometen a la paz.

El exhorto del primer ministro británico llegó una semana después de que colapsaron las conversaciones entre el gobierno afgano y los talibanes, de acuerdo con despachos de la agencia afgana de noticias Pajhwok.

Cameron, quien previamente visitó a las tropas británicas desplegadas en la provincia de Helmand, estimó que "es momento de buscar la paz", pues "hay una ventana de oportunidad" para hacerlo.

Asimismo, instó a "todos aquellos que renuncien a la violencia, que respeten la Constitución, que quieran tener una voz en la futura prosperidad en esta nación" a aprovechar esa oportunidad.

Karzai declaró por su parte que seguirá buscando la paz para su país a través de la reconciliación nacional y aclaró que el ataque talibán perpetrado la semana pasada contra el Palacio Presidencial "no perturbará" el compromiso de su gobierno en ese sentido.

"Sabemos lo que quiere el pueblo: quiere la paz y la estabilidad en Afganistán", sostuvo el presidente y pidió a los talibanes dejar de atacar al pueblo y a las instituciones del gobierno.

El mandatario afgano comentó también que en los esfuerzos de paz son necesarias las relaciones amistosas entre Afganistán y Pakistán, "deseamos que los vínculos bilaterales estén arraigados en el respeto mutuo", sin bombardeos transfronterizos, añadió.

Cameron aseguró en ese sentido que Reino Unido disfruta de relaciones cordiales con Pakistán y que ha mantenido contactos con Islamabad para analizar cómo alcanzar la paz en Afganistán, pues es en interés de los tres países y del mundo entero.

Al concluir la conferencia de prensa en la capital afgana, el primer ministro británico partió hacia Pakistán, donde tiene previsto reunirse con el presidente Asif Ali Zardari para conversar sobre la paz en Afganistán.