Trabajo táctico y mucho futbol ensayó Tri femenil hacia Universiada

El orden táctico, el planteamiento del equipo en la cancha y mucho futbol fue lo que más ensayó la selección femenil mexicana de futbol de cara a su participación en la Universiada Mundial de Kazán 2013, que se disputará del 6 al 17 de julio.

Durante las tres semanas que el grupo entrenó en territorio mexicano antes de viajar a aquella ciudad rusa, la integración en la cancha y mantener un buen funcionamiento en la misma fueron las prioridades para llegar lo mejor preparadas a la competencia, donde tendrán como adversarias a Canadá, el campeón China e Irlanda.

"Tuvimos muy pocas oportunidades de usar la cancha en el CAR y al final (entrenaron) en la UVM, pero se hizo mucho futbol, más que nada", indicó la guardameta Anjuli Ladrón de Guevara, en entrevista exclusiva con Notimex, respecto a lo que se ensayó de cara al torneo.

"Se trabajo defensiva y ofensiva, pero fue más futbol y ver cómo iba a funcionar el cuadro titular y cómo iban a ser los cambios, fue lo que más se trabajó, ver cómo se iba a parar el equipo en Rusia", indicó.

Quien jugara ya en aquella nación en el 2012 con el FK Zorkiy Krasnogorsk, club que la contrató como refuerzo para disputar la Liga de Campeones Femenil de la UEFA, destacó que más allá del buen trabajo logrado en cancha, en particular el ánimo y conjunción del grupo es un factor en el que siente fuerte al seleccionado mexicano.

"La integración (destaca), es un grupo comprometido, hay sinergia en el equipo, las veo muy unidas a todas y al final del día eso, si haces un buen grupo, te puede ayudar a sacar la casta y ayuda a quitar las deficiencias que pueda haber en el equipo, ya sea físicas o tácticas, porque se trabajó muy poco. Pero es importante la intención y la pasión de querer hacer bien las cosas y sacar buenos resultados en el torneo".

La arquera del Tricolor no se siente con la titularidad ganada, pese a que tiene ya la experiencia de haber disputado la Universiada de Shenzhen, China, en el 2011, por lo que prefiere esperar a que llegue la hora de los partidos ante Canadá (5 de julio), China (7) e Irlanda (9), donde buscarán resultados positivos para aspirar a las medallas.

"Nunca me gusta hablar de eso, ni me gusta sentirme segura, me gusta hablar con mi trabajo. Los últimos encuentros sí iniciaba los partidos, y cuando se hacía el planteamiento en cancha sí me tocaba estar con el cuadro base, pero no me gusta alardear ni hablar de más, sólo me gusta hablar con lo que me gusta hacer, con mi trabajo".