Lanza régimen sirio ofensiva contra opositores en Homs

Tropas del gobierno de Siria lanzaron hoy una ofensiva contra las fuerzas opositoras en la occidental ciudad de Homs, cuyo control es considerado crucial para garantizar un eje que enlaza a la capital Damasco con el Mar Mediterráneo.

Las operaciones en Homs, la tercera ciudad siria, fueron confirmadas este sábado por los activistas de la oposición, quienes denunciaron bombardeos con aviones de combate y helicópteros artillados, principalmente en el distrito de Jalidiyah.

La televisión estatal siria también reportó el movimiento militar, pero destacó "grandes progresos" del ejército en varias zonas rebeldes de esa ciudad, que ha estado bajo el asedio de las tropas del régimen desde hace un año.

Según los activistas, las fuerzas del presidente sirio Bashar al-Assad "intentan irrumpir en todos los frentes", sin embargo, no hay confirmación independiente de las operaciones en Homs, ni tampoco reportes inmediatos de posibles víctimas.

La cadena de noticias Al Yazira difundió un video grabado por activistas que muestra fuertes explosiones y nubes de humo elevándose sobre varios puntos de esa ciudad, mientras en el audio se escuchan fuertes ráfagas y disparos.

El ataque contra la ciudad de Homs se produjo tras los logros alcanzados por fuerzas leales a al-Assad en varios poblados de esa provincia homónima, así como en localidades cercanas a la frontera con Líbano, estas últimas con el apoyo del grupo chiita Hezbolá.

Hace tres semanas, los militantes de Hezbolá ayudaron a la recaptura de la ciudad fronteriza de Qusair y apenas la pasada contribuyeron a retomar el control de Tel Kalaj, también en la frontera.

Esos avances han consolidado el control de al-Assad sobre un corredor que se extiende por Damasco, a través de Homs, hacia el corazón tradicional de la minoritaria secta Alawi, a la que pertenece el presidente sirio, en las montañas que dan al Mar Mediterráneo.

Sin embargo, los rebeldes han tenido algunas victorias simbólicas como la captura de un importante puesto de control militar en Deraa, al sur de Damasco, donde estalló el levantamiento contra el régimen sirio a mediados de marzo de 2011.