Dilma Rousseff no estará en la final de la Copa Confederaciones

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, no acudirá a la final de la Copa Confederaciones 2013 que disputarán este domingo en el estadio Maracaná el equipo anfitrión y España, luego de las protestas que se han registrado las tres últimas semanas en esta nación.

Durante la conferencia de prensa que ofreció el pasado viernes, el presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter, dijo desconocer si la mandataria estaría con él entregando el trofeo al equipo ganador, pero dejó en claro que lo ideal era que sí.

Rousseff, sin embargo, decidió no exponerse al escrutinio público y menos luego que en el partido que inauguró esta competencia, el pasado 15 de junio en Brasilia, fue objeto de rechiflas y abucheos por parte de la gente.

Para este domingo en esta ciudad se tiene prevista una marcha que tendrá como destino acercarse lo más posible al estadio Maracaná, por lo que podrían darse hechos violentos como los que sucedieron en el duelo entre Italia y México del 16 de junio.