Invade lo terrenal y espiritual de "Giselle" Bellas Artes

"Giselle", el ballet romántico por excelencia que combina lo terrenal y lo espiritual, a cargo de la Compañía Nacional de Danza (CND) dirigida por Laura Morelos y la música en vivo de la Orquesta Sinfónica Juvenil Carlos Chávez bajo la batuta de Alfredo Ibarra García, ofreció anoche la primera de cuatro funciones en el Palacio de Bellas Artes.

Se trata de un ballet creado en plena época romántica del siglo XIX, producto de la inspiración de Pierre Jules Theóphile Gautier (1811-1872), el poeta, novelista y dramaturgo francés que quedó prendado de Carlota Grisi, la joven bailarina italiana que ejecutó por primera vez este papel, en el que también colaboró el excéntrico libretista llamado Vernoy de Saint-Georges.

El argumento escénico de esta pieza clásica está basado en la añeja leyenda germánica de las "Willis", que son los espíritus de las jóvenes que mueren vestidas de novia antes de consumar el matrimonio y que deambulan a la luz de la luna de medianoche en pos del hombre que las abandonó. Lloran su pena y buscan venganza contra el amor que les fue brutalmente negado en vida.

La música de este ballet fue encargada al compositor francés Adolph Adam, quien la escribió en el breve lapso de una semana y a pesar de ello, logró una partitura excepcional. Por lo anterior, desde su estreno en 1841 en Francia no ha dejado de interpretarse, por su temática y el modo de contar una historia de amor que combina las dos facetas del romanticismo: lo pagano y lo espiritual.

De esa manera, es hoy uno de los ballets románticos más conocidos en todas las latitudes del mundo, y sin duda, uno de los momentos más interesantes tiene lugar durante el primer acto, cuando "Giselle", con la magia de la danza, se transforma de la tierna campesina que disfruta de la naturaleza, en la joven traicionada por su amado "Albretch". La decepción la lleva a perder la vida.

Respecto al segundo acto, Heinrich Heine, uno de los más destacados poetas y ensayistas del Romanticismo, incluso considerado como el último poeta romántico, describió: Es de noche y entre las tumbas del silencioso cementerio de la aldea, aparecen con la claridad de la luna las 'Willis' vestidas con sus trajes de novia, coronadas de flores de una belleza irresistible...

"Giselle", con coreografía de Jean Coralli y Jules Perrot, escenografía y vestuario de Antonio López Mancera e iluminación de Rafael Mendoza, se presentará en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes hoy sábado 29 a las 12:00 y 19:00 horas, y mañana domingo 30 a las 17:00 horas. Para los que llegan tarde, afuera de la sala hay una pantalla.