Faltan apoyos para centros de rehabilitación en Baja California

Los centros de rehabilitación en Baja California carecen actualmente de falta de apoyos, a diferencia del pasado en que incluso los empresarios destinaban ayuda para los adictos en recuperación.

El presidente de la Federación de Unidades Estatales de Rehabilitación Salud en Adicciones (Fuerza), Marco Antonio Morales Nava, indicó que aunque estos centros trabajan a marchas forzadas, cuentan con servicios que prestan a la sociedad.

Una parte de los recursos que recibe el sujeto en rehabilitación es para él y la otra se destina al centro donde recibe su tratamiento, y eso les ha ayudado a salir adelante con los gastos que se generan, aseguró.

Refirió que en Tijuana hay un grave problema debido al consumo de metanfetaminas, con cifras estadísticas que sobrepasan la media nacional, lo que ha provocado la creación de más unidades en esta frontera.

Agregó que pese a los problemas para mantenerse, los centros han brindado resultados satisfactorios a quienes se someten a sus tratamientos, de tal manera que la mayor parte de ellos ya se han reintegrado s la sociedad.

La presidenta de la Red Estatal de Centros de Rehabilitación en Tijuana (Recta), Angélica Medina Jiménez, indicó que este organismo ya tiene once años de existencia y diariamente desde entonces reciben un número importantes de adictos.

Dijo que debido a la situación geográfica de esta ciudad, existe el fenómeno de las deportaciones de migrantes, muchos de los cuales llegan a Tijuana, "se quedan con el deseo de regresar, pero con hambre, frio y desesperación, caen en las drogas".

En cuanto a los jóvenes, refirió que varios de ellos iniciaron en la drogadicción desde los ocho años en el consumo principalmente de cristal, heroína y marihuana, aunque el mismo problema se ha presentado también en el género femenino.

En Baja California, existen 160 centros de rehabilitación establecidos, los cuales cuentan con la debida normatividad; de éstos, sólo en Tijuana existen alrededor de 100, lo que significa que el uso de las drogas ha ido en aumento.

"Este incremento de las adicciones nosotros lo medimos por la creación de nuevas asociaciones y centros de ayuda, los cuales atienden lo mismo a hombres que a mujeres; programas para mujeres hay 10, y para menores cuatro en Tijuana", dijo.

Refirió que el uso de estupefacientes se encuentra latente en todos los círculos sociales, desde trabajadores, amas de casa, estudiantes, jóvenes, adolescentes, y hasta señoras de la tercera edad, han caído en las adicciones.

Resaltó que uno de los principales motivos del uso de drogas, son la depresión y la ansiedad que no son tratadas a tiempo ni en forma adecuada, lo que ha desencadenado el fenómeno de la drogadicción.

Sin embargo, expuso que un gran porcentaje de personas sometidas a sus tratamientos han obtenido resultados positivos, y aunque reconoció que existen recaídas en algunos de ellos, la mayoría vive actualmente sin este problema.