Mantienen campesinos colombianos protestas pese a diálogo

Miles de campesinos colombianos mantenían hoy los bloqueos a vías en la región del Catatumbo, fronteriza con Venezuela, en espera de los avances que se logren en la mesa de negociaciones con delegados del gobierno.

Los líderes de las protestas, que en dos semanas han dejado cuatro muertos y alrededor de 30 heridos, advirtieron este sábado que la movilización sólo se suspenderá cuando se llegue a acuerdos concretos con el Ejecutivo.

En consecuencia, los manifestantes mantenían este sábado bloqueadas varias carreteras del departamento fronterizo de Norte de Santander, lo que impide el paso de pasajeros y de carga desde y hacia el nororiente del país.

El cierre de vías ha derivado en enfrentamientos con la fuerza pública colombiana, los cuales ya dejan cuatro labriegos muertos por heridas de bala y alrededor de 30 heridos, 11 de ellos policías, por la activación de explosivos.

El ministro del Interior, Fernando Carrillo, lamentó "la poca voluntad" de los campesinos para levantar los bloqueos en el Catatumbo, pese a que el gobierno ya les hizo varias ofertas para enfrentar la crisis social en la región.

"Hicimos una propuesta seria y estructurada (la cual incluye subsidios para quienes se decidan a realizar la sustitución de cultivos ilegales en la zona) y esperamos una respuesta de los campesinos, el balón está en mano de ellos", dijo.

Los manifestantes exigen la suspensión de la erradicación de las plantas de coca, un programa de cultivos alternativos y la declaración del Catatumbo como zona de reserva campesina, para levantar la movilización social.

Carrillo afirmó que el gobierno del presidente colombiano, Juan Manuel Santos se mantiene en la mesa de negociaciones, porque "lo que queremos es que se avance, creo que la concertación sometida a dilaciones no tiene sentido".