Pide escritor reconsiderar papel de España en Latinoamérica

España debe reconsiderar su papel en Latinoamérica, asumir su responsabilidad de contar la verdad, dejar de ver a los latinoamericanos como invasores y que se le deje de ver como conquistador, pidió el escritor mexicano Jordi Soler.

En un artículo de opinión publicado este sábado en el diario El País, refirió que ese cambio de relación pasa incluso por reconsiderar el papel del rey en las cumbres iberoamericanas, ya que se trata de una figura que no es vista igual en España que América Latina.

Asimismo, puso como ejemplo del desinterés español hacia los países latinoamericanos el hecho de que en España se crea que México está en Sudamérica, lo que es un error y una descortesía que se alimenta también desde los medios de comunicación españoles.

Recalcó que el regaño del rey de España a Hugo Chávez en una Cumbre Iberoamericana con el célebre "por qué no te callas" y situar a México en Sudamérica "son producto de ese desdén, del desinterés y del profundo desconocimiento que en general existe en España de todos los países que provienen, precisamente, de aquí".

Soler aseguró que su idea de "enterrar el cadáver de la conquista tiene doble filo: en Latinoamérica hay que deshacerse de la idea de que todos los españoles son Hernán Cortés, y en España hay que erradicar la mirada imperial que se sigue aplicando a los latinoamericanos".

Sostuvo que España debe pensar en los 375 millones de latinoamericanos como aliados, más aún ahora que empiezan a ser más próspero, y eso pasa por ir más allá de los negocios, del turismo o la actividad cultural.

Abundó que se requiere "voluntad, un proyecto serio, mucha diplomacia y un montón de pedagogía para conseguir que en España México regrese a Norteamérica y que, por ejemplo, los peruanos no sean vistos aquí como invasores, y que en Latinoamérica el español deje de ser visto como el heredero del conquistador".

Consideró que a la hora de hablar de la Marca España, no se tome en cuenta a la multitud de españoles que residen en Latinoamérica, los que han ayudado enriquecer diversas sociedades, y difundido la manera de ser, "un talento para vivir la vida que no posee la mayoría de pueblos y ha heredado a Latinoamérica".

Enfatizó que debería aprovechar su momento de crisis "para mirar con seriedad hacia Latinoamérica, hacer el esfuerzo de formar una causa común, enterrar el cadáver de la conquista y la mirada imperial, y empezar a construir una nueva relación, moderna y liberada de lastres y estereotipos, con ese mundo hispano que palpita cada vez con más fuerza, del otro lado del mar".