Tiene oro su peor trimestre en la historia

Al cierre del segundo trimestre del año, los precios de los principales commodities registraron un descenso, encabezada por el oro que finalizó el periodo con una caída de 22.95 por ciento, la mayor pérdida trimestral que se tiene en registro, después de tocar su menor precio en 40 meses.

En el trimestre que concluye, la cotización promedio del oro fue de mil 416.93 dólares por onza; mientras que en el año se observa un precio promedio de mil 523.58 dólares por onza.

De acuerdo con Banco Base dicha disminución responde a una menor demanda por el activo, el cual era visto como refugio ante el exceso de liquidez a nivel internacional, ante las políticas monetarias acomodaticias emprendidas por los bancos centrales.

Lo anterior, propició que el material precioso rompiera sus máximos históricos de forma reiterada en los últimos cinco años.

Según los expertos, los bajos niveles de inflación y la expectativa de que la Reserva Federal (Fed) reducirá el ritmo de compra de bonos, ha hecho menos atractiva la inversión en oro.

A ello, agregan los especialistas de Banco Base, se suma la desaceleración del sector productivo en China, cuyo volumen demandado de materias primas ha disminuido, entre ellas el oro, en consecuencia ejerciendo mayor presión sobre precio del mismo.

En abril, el oro comenzó el trimestre con pocas fluctuaciones, situándose en mil 599.52 dólares por onza y con una ligera tendencia a la baja hasta el 15 de abril, día en que observó la mayor caída porcentual en su cotización desde 1980 de 9.11 por ciento.

Ello, debido a un crecimiento por debajo de lo esperado en la economía China, que llevó al metal a perder 135 dólares por onza en un día y a ubicarse en mil 347.95 dólares.

Durante mayo, el nerviosismo que despertó la posibilidad de un recorte a los estímulos monetarios por parte de la Fed llevó a la cotización del oro a un mínimo en el mes de mil 338.3 dólares por onza.

Mientras que en junio permaneció relativamente sin cambios, habiendo perdido sólo 36.66 dólares en su cotización al 19 del mes, día en que la Fed anunció de nueva cuenta que los estímulos monetarios podrían terminar a mediados de 2014.

El día siguiente, el oro continuó con una serie de caídas que lo llevaron a un mínimo en 40 meses de mil 180.5 dólares por onza y cotizó en mil 231.74 dólares por onza este 28 de junio.

Por su parte, el cobre perdió 10.37 por ciento durante el trimestre, al caer de siete mil 509.75 dólares por tonelada métrica a seis mil 731 dólares por tonelada métrica, al mismo tiempo que la plata mostró una caída de 31.04 por ciento, al pasar de 28.32 dólares por onza a 19.52 dólares por onza al cierre del trimestre.

Durante el segundo trimestre, el precio del crudo mostró importantes fluctuaciones, en un entorno de debilidad en la actividad económica global. En dicho periodo la mezcla WTI se contrajo 6.31 por ciento; mientras que el precio del la mezcla Brent bajó 1.10 por ciento, influenciado principalmente por el crecimiento por debajo de lo esperado de China.

Además de que se observó una desaceleración en la manufactura a nivel global, especialmente en la Eurozona, lo que fue reforzado por la reducción al pronóstico de crecimiento de la economía global hecha por el Banco Mundial, que pasó de 2.4 por ciento a 2.2 por ciento para 2013.