Revisan diputados borradores de Ley para Evaluación de la Educación

La Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos de la Cámara baja revisa los primeros borradores del dictamen de la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, informó el diputado Jorge Federico de la Vega Membrillo.

El presidente de dicha instancia legislativa indicó que se evalúa y sistematiza la información recopilada en los foros realizados con los diversos sectores para la construcción de las leyes reglamentarias de la Reforma Educativa.

Refirió que en breve se harán públicos los lineamientos generales derivados de la consulta e indicó que también se trabaja en la Ley de dicho instituto para presentarla formalmente en el segundo periodo extraordinario, a realizarse en agosto próximo.

Tras advertir que "el 26 agosto es la fecha fatal para entregarla", comentó que se afinarán las propuestas captadas en las consultas para procesar en ese mes las leyes secundarias de la reforma a los Artículos Tercero y 73 constitucionales.

Si no es así, dijo en entrevista, "lo tendremos que hacer en el momento que se requiera, las fechas las tenemos que consensar".

Aclaró que todavía no están en la agenda legislativa del periodo extraordinario de agosto las otras dos reglamentaciones, es decir, la Ley General de Educación y la Ley General del Servicio Profesional Docente, pero "en ambas no hay tiempos fatales".

Estableció que la Ley General de Educación se irá adecuando de acuerdo a lo que se dictamine en la Ley del Instituto Nacional de Evaluación y, en la del Servicio General Docente. "Aun no está definida, hay que consensuar los tiempos", anotó.

El legislador perredista reconoció que todavía falta mucho por recorrer, pero para la tercera semana de julio se tiene planeado hacer las últimas consultas, y de necesitarse, "ampliaremos un poco más el proceso para dictaminar".

Durante la reunión de trabajo con integrantes de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, refirió la severa crisis que atraviesa el sistema educativo nacional, con 50 millones de mexicanos analfabetas y el retraso tecnológico de 10 años en el sistema medio superior.

"Con esas cifras no se requieren más datos para constatar una crisis manifiesta en el sector educativo", expresó.

Se pronunció por un diagnóstico integral para definir una estrategia que elimine rezagos, establezca capacitación permanente y evaluación para conocer rendimientos y revalorar el trabajo de los maestros y puedan reflejar valores a los niños desde la educación preescolar.

"Se requieren acciones de tiempo completo" paralelas a un financiamiento adecuado, porque "cualquier buena intención se va a diluir y se quedará como una moda sexenal" si no se etiquetan recursos que soporten los cambios en el sistema educativo nacional, advirtió.

El presidente de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, Julio Zamora Bátez, afirmó por su parte que la educación es fundamental para formar individuos libres y responsables, para que como ciudadanos consoliden la democracia mediante un voto razonado y no con dádivas ni compra del sufragio.

De no garantizarse un voto libre, apoyado en una educación integral, destacó, se asegura una democracia disfuncional y el retroceso del país.