Exhiben indumentaria prehispánica en Museo Regional de Nayarit

Vestimentas prehispánicas como el enredo, el quechquémitl y el xicolli, a través de figurillas de barro, son exhibidas en "Un traje a la medida. Indumentaria prehispánica", muestra que presenta el Museo Regional de Nayarit hasta el 15 de agosto.

El público podrá apreciar tres piezas de barro, relacionadas con las culturas de occidente, con dichas vestimentas prehispánicas, que pertenecen a la Tradición Tumbas de Tiro, informó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

La arqueóloga del INAH, Geylú Valderrama Macías, informó que dentro de la muestra se explica cómo a partir de figurillas antropomorfas con representaciones de prendas, procedentes del municipio de Jala, se pueden conocer las características de la indumentaria de los antiguos pobladores de Nayarit, y cómo se confeccionaban.

Mencionó que la exhibición se efectúa a través de las figurillas pues en Nayarit no se han encontrado hasta el momento textiles de origen prehispánico; es gracias a las piezas de barro como se ha inferido el tipo de vestimenta utilizada.

Explicó que las Tumbas de Tiro se caracterizaban por ser espacios funerarios a los que se accedía mediante un tiro vertical de hasta 16 metros de profundidad, el cual desembocaba en bóvedas en las que se depositaban a los difuntos y objetos ofrendados.

Las vestimentas que se observan en dos figuras corresponden a un enredo o falda y un quechquémitl, ambas femeninas; además de un xicolli o camisa utilizada por los varones.

De acuerdo con la especialista, las culturas mesoamericanas elaboraban la mayoría de sus prendas en telares de cintura, artefacto que entrelazaba los hilos que conforman la trama y la urdimbre.

Luego que la tejedora se encontraba frente al telar tensándolo, sólo disponía del largo de sus brazos para determinar el ancho del lienzo los cuales una vez obtenidos, eran confeccionados. La unión de varios paños daba como resultado un xicolli; la unión de dos en forma rectangular conformaba el quechquémitl, en tanto, uno solo atado a la cintura integraba el enredo o falda.

Valderrama Macías señaló que se deduce que el enredo y el quechquémitl eran atuendos utilizados de manera cotidiana por tratarse de prendas básicas para cubrirse el cuerpo; sin embargo, algunos especialistas consideran que el xicolli era usado para fines militares o actividades rituales.

En tanto, la representación antropomorfa masculina alude a un guerrero, lo que se dedujo por el arma que lleva en la mano derecha.

En el museo de Nayarit, además de la exposición, se lleva a cabo el proyecto "El museo visita tu escuela", que busca llevar el conocimiento de los antiguos grupos culturales de Nayarit a escuelas rurales, albergues, invidentes, así como a adultos mayores de algunos asilos.

Para lograr este objetivo, se realizan dos talleres titulados "La magia del barro" y "Elaboración de una tumba de tiro", mediante los cuales se introduce de manera didáctica a los pequeños al mundo prehispánico.