Buscan garantizar bachillerato a 5.3 millones de jóvenes

El subsecretario federal de Educación Media Superior, Rodolfo Tuirán Gutiérrez, destacó que es necesario garantizar el acceso al bachillerato a más de 5.3 millones de mexicanos en el presente sexenio, y ésta deberá ser de calidad.

Durante una gira de trajo por la entidad, el funcionario federal indicó que en la actualidad la cobertura a nivel nacional de educación media superior es de 66 por ciento, y en los próximos cinco años deberá incrementarse a 80 por ciento.

Ante alumnos de una escuela preparatoria de reciente apertura, detalló que en la actualidad dos de cada tres jóvenes cursan el bachillerato, lo que representa 4.5 millones de mexicanos, pero el reto es alcanzar la cifra de 5.3 millones.

Afirmó que existen cuatro formas de garantizar esa cobertura: mediante la apertura de más planteles; ampliar las instalaciones existentes; mejorar la capacidad instalada de las escuelas o dar un mayor impulso a la educación no presencial, también llamada a distancia.

Previamente advirtió que desde la reforma constitucional de febrero de 2012, estableciéndose la obligatoriedad de la educación media superior, el Estado mexicano tiene la obligación de proveer ese servicio.

Por ello, dijo, el esfuerzo será enorme para proveer un espacio a todos los jóvenes que deseen ingresar a la media superior, pero al mismo tiempo que la educción sea "con pertinencia, que los contenido y programas en educación medida superior sean relevante para los jóvenes, pero también para el mercado laboral".

Añadió que de no garantizar la calidad y la inclusión de las escuelas del nivel medio superior al Sistema Nacional de Bachillerato, "lo único que hacemos es abrir la brecha entre los que más tienen y los que menos tienen y afortunadamente hay un esfuerzo en los planteles de educación media superior se haga con calidad".

Durante la entrega previa de acreditaciones a planteles públicos de bachillerato por la calidad de sus procesos, señaló que es necesario trabajar a favor de generar condiciones e insumos educativos que permitan a los procesos de enseñanza ofrecer una educación de calidad o por competencia.

En este esfuerzo, destacó, se vive un intenso proceso de cambio en los colegios, para asumir este nuevo modelo educativo que rompe con el sistema de aprendizaje por memorización, y permite al estudiante el desarrollo de sus capacidades, tanto para continuar sus estudios o incorporarse al mercado laboral.

Refirió que en la actualidad existen unos nueve mil directores de planteles que necesitan sumarse a la capacitación, mil 500 de ellos deberán hacerlo durante el próximo mes de julio.