Propone Unidad de Fiscalización multas severas a partidos coaligados

Como consecuencia de la fiscalización de los gastos ejercidos por los partidos y coaliciones en la pasada contienda electoral, el IFE determinó las multas a las que se hicieron acreedores por diferentes irregularidades.

Por candidato, la multa mayor será para Andrés Manuel López Obrador por 145 millones de pesos; por coalición, la más severa para Movimiento Progresista por casi 183 millones y por partido, la multa mayor asciende a casi 151 millones de pesos y será para el PRI.

En total, el informe consolidado elaborado por la Unidad de Fiscalización del Instituto Federal Electoral (IFE) prevé multas por un total de 394 millones de pesos para los partidos y coaliciones que participaron en la pasada elección federal.

El informe que prevé estas sanciones aún puede ser discutido y en su caso aprobado por el Consejo General del IFE, que con este fin sesionará el próximo 2 de julio.

No obstante se tiene previsto el rechazo del contenido del documento por parte de la coalición Movimiento Progresista, ya que no tomó en cuenta los criterios sugeridos por los representantes de esa coalición referente a las fórmulas de prorrateo.

Este viernes el informe comenzó a ser distribuido entre integrantes del Consejo General del IFE, quienes tendrán sólo el fin de semana para conocerlo, debatirlo y en su caso aprobarlo.

De acuerdo al informe que integra los gastos realizados por los partidos en la campaña presidencial y de los senadores y diputados postulados al Congreso de la Unión, en el caso de la elección presidencial el único candidato multado es Andrés Manuel López Obrador.

Conforme a los datos reportados el candidato del Movimiento Progresista superó por más de 71 millones de pesos el tope de gastos establecido por el IFE y se hizo acreedor, en consecuencia, a una multa de 145 millones de pesos.

Según el informe ninguno de los otros aspirantes presidenciales rebasó el tope de campaña.

Por lo que corresponde a las coaliciones, Movimiento Progresista recibirá también la multa más alta que, además de los 145 millones impuestos a López Obrador, se agregan otros 38 por el rebase de los topes de campaña de otros nueve aspirantes al Congreso de la Unión, para un total de poco más de 182 millones de pesos.

En lo que respecta a la coalición Compromiso por México, integrada por el PRI y el PVEM que postuló a Enrique Peña Nieto a la presidencia la multa propuesta es de 173 millones de pesos, conformada no solo por sanciones derivadas del rebase del tope de gastos sino también por diversas irregularidades detectadas en los informes individuales de los candidatos que compitieron por la coalición.

De acuerdo con este informe, el candidato presidencial Enrique Peña Nieto no rebasó los límites del tope de campaña pero sí lo hicieron 153 candidatos a diputados y dos al Senado.

De acuerdo a la ley, las coaliciones se consideran únicamente para fines de fiscalización debido a lo cual las multas se deben individualizar para cada partido al momento de hacerse exigibles.

Bajo esta perspectiva el partido que recibirá la mayor multa será el PRI con un total de 151 millones de pesos, puesto que aparte de los candidatos que fueron en alianza otros 32 que fueron postulados de manera individual por el tricolor, también cometieron diversas irregularidades sancionables por la ley.

En seguida, la multa individual por partido más alta es la del PRD con 79.2 millones de pesos y después en orden decreciente el PT con 52.8 millones, el PVEM con 52.4 millones y Movimiento Ciudadano con 50.6 millones, entre los partidos que se coaligaron.

Acción Nacional y Nueva Alianza que compitieron por sí mismos, prácticamente salieron limpios y serán multados por irregularidades menores con 5.5 millones en el caso del PAN y 2.6 millones en el caso de Nueva Alianza.