Inicia Obama visita a Sudáfrica pero descarta visitar a Mandela

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llegó hoy a Sudáfrica pero no tiene previsto visitar a Nelson Mandela en el hospital, pues previamente aseguró que "no necesita una foto", ni molestar a la familia en estos momentos.

El avión presidencial estadunidense aterrizó la noche de este viernes en una base aérea militar cercana a la ciudad de Pretoria, donde desde hace 20 días se encuentra hospitalizado el considerado padre de la democracia sudafricana, cuyo estado de salud es crítico.

Durante su estancia en Sudáfrica, segunda escala de su gira por ese continente, Obama prevé reunirse con el presidente Jacob Zuma y ofrecer un discurso importante, así como visitar la isla de Robben, donde Mandela estuvo preso durante 18 años.

Aunque la visita del jefe de la Casa Blanca a Sudáfrica estaba planeada con anticipación, la prensa local mucho ha especulado que podría aprovechar su estancia para visitar al ex presidente de 94 años, sin embargo Obama descartó tal posibilidad.

Abordo del Air Force One, durante su vuelo hacia Sudáfrica procedente de Senegal, Obama declaró "no necesito una foto", pues "la última cosa que quiero es molestar de ninguna manera en un momento en que la familia tiene que estar pendiente de la condición de Nelson Mandela".

"Creo que el mensaje que queremos entregar no es directamente a él, sino a su familia, y simplemente es nuestra profunda gratitud por su liderazgo durante todos estos años", dijo Obama a los periodistas que viajan con él.

"Queremos decir que los pensamientos y las oraciones del pueblo estadunidense están con él, su familia y su país", agregó.

Mandela, galardonado con el Premio Nobel de la Paz 1993, se encuentra en cuidados intensivos en el Medical Heart Hospital de Pretoria desde el pasado día 8 de este mes debido a un padecimiento pulmonar recurrente, que data de los años que estuvo encarcelado.

El pasado fin de semana, la salud del líder antiracista empeoró de manera considerable, agravando las preocupaciones sobre su vida, y aunque esta mañana su ex esposa Winnie Madikizela-Mandela indicó que muestra signos de mejora, continúa en estado crítico.

La prensa sudafricana estima que la visita del presidente estadunidense a Robben, frente a Ciudad del Cabo, el próximo domingo sería una forma de rendirle tributo a Mandela, ícono de la lucha contra el régimen de segregación racial apartheid.

En Senegal, primera etapa de su periplo, Obama describió a Mandela como "un héroe personal" y expresó su total admiración por él.

Ambos líderes se reunieron en 2005, cuando Mandela visitó Washington y Obama era senador, pero mantuvieron contacto telefónico en varias ocasiones. Los dos se convirtieron en los primeros presidentes de raza negra de sus países y recibieron el Nobel de la Paz.