Comprometido México con derechos humanos de migrantes: Arroyo Vieyra

México ha asumido "una responsabilidad crucial" con el respeto de los derechos de los migrantes que cruzan el territorio nacional, afirmó hoy en Managua el presidente de la Cámara de Diputados de ese país, Francisco Arroyo Vieyra.

Durante la sesión del Foro de Presidentes de Poderes Legislativos de Centroamérica y la Cuenca del Caribe (FOPREL), celebrada el viernes en la capital nicaragüense, Arroyo Vieyra dijo que no existe término medio en la defensa de los derechos humanos.

El Estado mexicano "reprueba lo que esta pasando con el tema de los migrantes" centroamericanos, indicó por su parte el secretario general de la Cámara de Diputados, Mauricio Farah Gebara.

En la actualidad, agregó, se ha creado una oportunidad excepcional para que mejore el tratamiento a los indocumentados con una política migratoria mexicana con perspectivas de derechos humanos.

El gobierno ha manifestado su voluntad de respeto a los derechos humanos y una nueva ley migratoria, en vigor desde noviembre pasado, promoverá que las cosas cambien para bien para los indocumentados en tránsito por ese país, apuntó.

La crudeza de las vivencias de los indocumentados, que sufren extorsiones, secuestros y amenazas, fue recogido en el video "No hay que simular más", producido entre 2005 y agosto de 2012.

El video fue presentado en la sesión de diputados centroamericanos y del Caribe, que concluye este viernes.

Farah Gebara reconoció que el fenómeno migratorio es un flujo imparable y las acciones gubernamentales deben promover el evento de forma ordenada y con protección a las personas.

Los testimonios recogidos, dijo, buscan que la sociedad se indigne y presione para transformar una realidad frente al riesgo de que se acomode de tanto ver la tragedia y nos habituemos a ella.

En 2009, más de nueve mil 500 indocumentados sufrieron secuestros y las historias aun se repiten "con una forma más compleja de abusos amparados en la impunidad", precisó el especialista en migración y derechos humanos.

Arroyo Vieyra ofreció el apoyo legislativo a Nicaragua para abordar temas como la trata de personas, la esclavitud del nuevo siglo por el tráfico de mujeres con fines de explotación sexual, el tráfico de órganos, así como el tráfico de menores en las adopciones con dudosas finalidades.

La nueva ley mexicana contra la trata de personas es muy seria y ambiciosa para actuar en esos casos, sostuvo.

A petición del presidente de la Asamblea Nacional de Nicaragua, René Núñez, México se incorporó a FOPREL a fin de estrechar la cooperación y armonizar las legislaciones y sus mecanismos de aplicación.