Alarma a ACNUR muerte de desplazados en Myanmar

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) expresó hoy alarma por la violencia registrada en el estado de Rakhine, Myanmar, en el que murieron dos desplazados y seis más fueron heridos, dos de ellos menores.

El incidente ocurrió en un campamento donde el ACNUR ha construido albergues temporales para cuatro mil 400 personas de la etnia Rohingya desarraigadas el año pasado por la violencia intercomunitaria.

Según informes del ACNUR, el enfrentamiento empezó por una disputa entre la población desplazada y un líder de la localidad.

Al parecer las autoridades dispararon cuando un grupo de desplazados se reunió cerca de un puesto militar pidiendo que les entregaran al líder.

El personal del ACNUR llegó a la escena poco después a ayudar a los heridos.

El organismo de la ONU ha solicitado a las autoridades que investiguen el incidente y que ayuden a resolver esta disputa de manera pacífica, además de proteger tanto a los desplazados como al líder local y a su familia.