Inaugura Gil Trujillo su primera exposición individual

El ceramista oaxaqueño Gil Trujillo (1958) inauguró anoche su primera exposición individual "Hallazgos de un viaje", integrada por piezas y esculturas en cerámica, conchas, caracolas y otros detalles marinos, en una famosa galería de Polanco.

Compuesta por 137 piezas, creadas a partir de elementos extraídos de las costas oaxaqueñas, la muestra da cuenta las texturas, formas, contrastes y colores del entorno marino.

Entre las piezas que expone destacan: "A-trapada", "Así como resurge el madero", "El jardín de las delicias", "En el fondo del mar 1", "Gestación femenina", "La ostra", "La torre que lleva al espíritu", "Las redes del pescador" y "Por la luna roja de san agustinillo".

De acuerdo al artista, su interés por la cerámica surgió a partir de sus "recuerdos entrañables por los mercados, con sus ollas, tarros y cazuelas, que un día ante la nostalgia de esa historia vivida se convirtió en la búsqueda por el contacto con el barro".

Sus primeros contactos con la escultura confirmaron su entusiasmo y pasión por este arte, aseguró el ceramista, para quien su compromiso con esta manifestación se ha reafirmado a través de la exposición.

La obra de Gil Trujillo, quien se ha desempeñado como galerista, estará expuesta hasta el 13 de julio en la galería Torre del Reloj.