Ley de comunicación de Ecuador afectará libertad de expresión: CIDH

La nueva ley de comunicación de Ecuador podrían impedir de forma severa la libertad de expresión y generar intimidación, consideró hoy la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Indicó que aunque la ley consagra principios importantes para el ejercicio del derecho a la libertad de pensamiento y expresión, su regulación "establece gravosas restricciones que hacen que los principios mencionados resulten prácticamente ineficaces".

"Tales restricciones, estudiadas en una carta remitida por la Relatoría Especial al Estado, podrían impedir de forma severa el ejercicio del derecho a la libertad de expresión y generar un fuerte efecto intimidatorio incompatible con una sociedad democrática", dijo.

Agregó que la "gravosa regulación" sobre los medios de comunicación, incluyendo la internet, parte de considerar que el ejercicio de la libertad de expresión mediante cualquier medio de comunicación es un servicio público.

Señaló que bajo ese entendido el Estado "asume facultades exorbitantes de regulación" sobre el ejercicio del derecho fundamental a expresarse de manera libre mediante el medio que cada persona determine.

La ley establece un riguroso marco regulatorio que impone decenas de obligaciones aplicables a todos los medios y periodistas, autoriza a los órganos administrativos para controlar e intervenir en los contenidos de dichos medios.

La Relatoría de la CIDH consideró que las causales incluidas como faltas administrativa resultan "de notable vaguedad", y deja en manos de un funcionario designado por el presidente aplicar las sanciones.

Indicó que aunque el texto de la ley difiere de proyectos previamente publicados, "los temas de mayor preocupación en materia de libertad de expresión ya habían sido expuestos en el marco de proyectos anteriores".

"La Relatoría Especial lamenta que las autoridades competentes no hubiesen atendido a los estándares internacionales puestos de presente en las cartas e informes enviados oportunamente", apuntó.

Por todo ello, llamó a las autoridades competentes a modificar "los aspectos que podrían conducir a una grave afectación del derecho a la libertad de expresión de todas las personas en Ecuador".