Un tercio de estudiantes pertenece a minoría étnica en Inglaterra

El 29 por ciento de estudiantes inscritos en escuelas primarias y secundarias de Inglaterra para el ciclo escolar 2012-2013 pertenece a una "minoría étnica" que no habla inglés como primer idioma, reveló el Departamento de Educación.

"Muchos de nuestros niños llegan con historias educativas interrumpidas y complicadas. Para cubrir sus necesidades necesitamos encontrar una estrategia para su desarrollo personal, lingüístico y académico", afirmó Cheetham Hill, directora de una escuela primaria.

De acuerdo con cifras oficiales, existen 8.2 millones de niños que asisten a las escuelas primarias y secundarias del país, de los cuales uno de cada seis no habla inglés como su primera lengua.

"El gobierno está comprometido en apoyar a los alumnos para quienes el inglés no es su primer idioma", publicó en su sitio web el Departamento de Educación.

Para apoyar a los docentes las autoridades educativas ponen al alcance documentos de apoyo como "Apuntando alto: cubriendo las necesidades de estudiantes recién llegados que tienen inglés como su lengua adicional".

Además, los maestros reciben capacitación sobre cómo apoyar a alumnos de nivel primaria con sesiones guiadas para mejorar la escritura y reforzar la lengua inglesa.

Pese a los esfuerzos, el departamento de Educación reconoce el rezago educativo del país, donde los niveles de alfabetización y habilidad numérica no son adecuados.

"Tristemente, todavía hay gente joven que sale de la escuela sin saber leer ni escribir, sin la habilidad numérica, sin la fortaleza de personalidad, para decidir su propio futuro", reconoció el secretario de Educación, Michael Gove, ante el Colegio Nacional de Maestros y Liderazgo.

"Mi ambición para la educación estatal es simple. Quiero que cada persona joven tenga la libertad -una vez que es adulto- de elegir su camino", indicó.

La educación en Reino Unido es gratuita y obligatoria de los cinco hasta los 16 años de edad y este año el gobierno está implementando reformas educativas para aumentar la edad escolar.

"Estamos incrementando la edad a 17 años, para aquellos jóvenes que requieran educación continua o capacitación adicional al terminar el presente ciclo escolar", señaló el Departamento de Educación.

A partir del año escolar 2015, la edad obligatoria se ampliará a 18 años de edad como parte de las reformas.

El número de alumnos en promedio en cada clase es de 30, de acuerdo con las últimas cifras, aunque en el último censo de un total de 56 mil 597 clases, 225 salones tenían más de 30 alumnos, debido a "circunstancias excepcionales".

A pesar de la crisis económica, el porcentaje del PIB dedicado a la educación creció 10 por ciento entre 2008 y 2010 uno de los incrementos más altos de las naciones más ricas.

La educación en Gran Bretaña representa el 6.0 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), debajo del 6.4 por ciento de los 28 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Inglaterra invierte nueve mil 445 dólares por estudiante, ligeramente arriba del promedio de los países de la OCDE que gastan nueve mil 300 por estudiante de educación básica y media en cada ciclo escolar.

Esta semana el ministro de Hacienda, George Osborne, anunció recortes al gasto público equivalentes a 11.5 mil millones de libras.

Aunque el sector educativo no sufrió cambios y se destinarán este año 53 mil millones de libras (equivalentes a 80 mil millones de dólares).

Sin embargo, la inversión por alumno es inequitativa y varía según la región o ciudad, de acuerdo con cifras oficiales.

Por ejemplo, las escuelas primarias en la capital, en delegaciones como Hackney, el gobierno invierte en cada alumno hasta nueve mil libras (equivalentes a 13 mil dólares), mientras que en zonas rurales el gasto baja a la mitad a unas cuatro mil 300 libras por estudiante (equivalentes a seis mil 500 dólares).

El gobierno conservador promete una fórmula nacional para redistribuir el financiamiento que se otorga en zonas rurales y urbanas.

"El gasto en escuelas será distribuido en una forma más justa jamás antes vista", aseguró esta semana el ministro de Hacienda, quien reconoce que hay una brecha histórica en inversión educativa entre los diferentes municipios del país.